22 de octubre de 2012

Acaba la película

Hace poco que he estado en el cine. Aunque nunca he sido muy cinéfilo, últimamente, a causa de alguna oferta (...), he encadenado varias películas. Pero no quiero hablarles del cine como arte, sino de algo que ocurre en él. Me llama tremendamente la atención lo que sucede cuando acaba la historia; me parece poder separar dos grupos de personas perfectamente definidos. Los que se levantan de sus asientos en cuanto la pantalla se pone negra, y el grupo de aquellos que descansa sobre la butaca hasta que los créditos han acabado y, con cara pensativa, parecen estar aún dentro del mundo de la historia que acaban de presenciar. Estoy seguro que sabrán de lo que les hablo.


A los primeros los imagino, ansiosos, nerviosos, de ese tipo de gente que no saborea y simplemente traga. Me gusta más la segunda opción, pensar y meditar sobre la película, sentir las emociones que aún discurren por el cuerpo de uno y, poco a poco, dejar que la historia llegue a lo más profundo, que deje posos.

Además de esa cuestión del todo romántica, prefiero hacer cola sentado y después, tranquilamente, abandonar la sala sin aglutinaciones.  

14 de septiembre de 2012

Propuesta para cambiar la mirada

Les propongo un juego, se puede jugar en cualquier momento y desde cualquier ciudad. Este juego, si se lo permiten, abrirá sus ojos en un campo olvidado y sentirán un proceso inimaginable. Les propongo que al pasear por una zona verde en su ciudad, y en el campo todavía más, presten atención a este pequeño ser, que lo intenten encontrar.



Estos días ellos están en todos los sitios, como una marea incansable lo inundan todo: cualquier mancha verde en la ciudad, el monte, la huerta. Son las pruebas de un fenómeno espectacular que conocerán aquí. Si lo buscan o si simplemente lo ven fortuitamente, deseenle suerte pues le queda un largo camino.

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados. A. Einstein


12 de septiembre de 2012

Jueguen y callen en el país de la mediocridad

Descansando tranquilamente mientras todo bulle alrededor

Soy escéptico pensando que Eurovegas y Barcelona World se lleven realmente a cabo, pero aunque no se realizaran, el simple hecho de proponerlos, ahora especialmente, me destroza. 

Estoy seguro de que mucha gente ha pensado que esto mismo es lo que nos hundió y que algo hay que cambiar. Pero parece que no, parece que a nuestros políticos, los que nos gobiernan, aún no les ha entrado entre oreja y oreja que construir monstruos no es el camino. ¿Turistas?, ¿es realmente atractiva España por sus casinos?, ¿queremos que nuestro país se convierta en la capital europea del juego y las apuestas?, ¿de dónde va a salir la energía para alimentar aquella vorágine?, ¿quién va a costear el levantamiento de aquellos complejos? Son preguntas que instantáneamente a uno le desbordan la mente.

Pero, aún más triste me parece que España apueste por los casinos y en cambio estemos a la cola en educación y ciencia; que cada año se cierre una escuela más y, un pueblo más caiga en la agonía de la falta de juventud; que haya madres que apenas puedan dar de comer a sus hijos en el colegio; que se cambie, a peor, la sanidad pública de un país; que tengamos políticos tan pobres como los que tenemos...

Esta imagen de España, con la que familiarmente crecer los niños y la que ve la gente sin legañas, es muy triste. Aquellos a quienes les importa el asunto son minoría, el resto... estará apostando.




11 de septiembre de 2012

El país de las oportunidades

En los últimos días han aparecido visiones que me producen un desaliento devastador. Me produce gran tristeza saber por qué España está en esta situación, saber cual ha sido el modelo que nos ha llevado a esto y aun más conocer donde se ha derrochado todo el dinero que ahora falTa. A pesar de todo ello... llegaron ellos. 


España... qué gran país... nos han demostrado que hasta ahora este era el paraíso para aquellos que querían hacer dinero, con la construcción como gran estandarte aquí ha hecho dinero hasta el más tonto, y todo a costa de llenar un gran saco de mierda que por fin ha explotado. No es suficiente con eso. Una vez metidos en el agujero, quieren que sigamos ahí. Sí, sí, yo estoy convencido de que todas las medidas llevadas a cabo por aquellos que saben, ahí arriba, están tomadas para que sigamos siendo idiotas. Es la idea perfecta: hacemos como que superamos el problema pero mientras tanto seguimos alimentando zombies a los que una vez resuelto este bache se les puede seguir engañando.

¿Por qué si no todos los recortes en sanidad, educación y ciencia? Son justamente aquellas facetas que alimentan el intelecto, aquellas que puedan formar personas críticas. Y por qué, en cambio se facilita el camino para aqUellas personas que robaron, aquellos por los que estamos así; está claro, quieren seguir robando. Hace poco decía el presidente: 'España no está par algarabías ni líos'. Pues claro que no, buen hombre, qué vas a decir tú... si en la mayor parte de esas algarabías y líos aparece tu nombre...

Y de repente llegaron ellos, los dos grandes, Eurovegas y Barcerlona World. 

30 de agosto de 2012

La tundra jamás despertó

Hace unos posts, contaba como a duras penas este año la primavera se abría paso en las altas latitudes. Por desgracia, para muchos la temporada del renacer nunca llegó. 


Este año no hubo lemmings (roedores que sufren ciclos demográficos precisos) en la tundra lapona y aquellos que dependían de ellos nunca llegaron a intentarlo. Por otro lado, el año pasado hubo un pico bestial de roedores, mucha comida significó un buen año de cría. La sobre-población de zorros, y otros depredadores que provocó aquel pico se ha vuelto en su contra este y, muchos animales morirán este invierno sin comida.

He tenido la suerte de vivir ambos extremos, el 2011 fue increíble en todos los aspectos, y este 2012 la tundra parecía desierta. He sentido el funcionamiento del ecosistema y, he vivido como un proceso aparentemente independiente de otros, condiciona absolutamente todo. Ha sido toda una clase magistral.


Si queréis saber un poquito más de ese pequeño lugar os recomiendo que visitéis este enlace:

29 de agosto de 2012

El corte tradicional

Después de tanto tiempo, y de mi irregularidad, me veo obligado a escribir por algo que leí hace poco en la capital de España. Ese algo toca una fibra especial, una que lleva conmigo desde la cuna. Vivo en casa de artesanos. Ese tipo de gente con las manos agrietadas, cortadas, cicatrizadas; de los que madrugan y regresan tarde a casa. A los que la vorágine consumista quiere tragar. Ahora lo entenderéis.

El titular decía: "Carnes y pescados al corte tradicional". Me hizo pensar un rato.

¿ No resulta raro? al corte tradicional... Entendí que el cartel se refería a esa carne fileteada y envasada que sólo tenemos que coger del mostrador refrigerado, y que el corte tradicional es aquel que te hace el carnicero delante de tus ojos. Entonces comprendí que se había producido un salto cualitativo, ahora el carnicero poseía un valor añadido, lo que antes era normal ahora no lo es y tiene un valor extra. Pero entonces, ¿por qué cogemos la primera bandeja que nos ofrecen en el "Super"?, ¿por qué la mayoría de las veces elegimos aquello que no posee valor alguno?

Curiosos los humanos...

28 de junio de 2012

La tundra ahora despierta

Falaropo picofino, esta especie tiene un curioso sistema de reproducción en el que las hembras tras poner los huevos desaparecen del área de cría.

Parece increíble que todavía haya lugares en el hemisferio norte donde las aves no hayan empezado a criar. Hace sólo unos días la primavera llegó a Ammarnäs y a sus alrededores, este año viene con retraso.

Aquellos que se aventuran a reproducirse en la tundra (en este caso lapona) tienen que valorar mucho cada una de las condiciones que les rodean cada año. Las temperaturas, la nieve, los depredadores, ... todas las circunstancias que hacen que en latitudes medias la reproducción sea mejor o peor dentro de unos límites, aquí se llevan al extremo y pueden acarrear aquí la muerte.
Escribano nival en mitad de la nieve

Este año debido a la nieve, aun existente en grandes extensiones, y a la falta de lemmings (roedor que sufre ciclos demográficos extremos, todavía inexplicables), hay gran cantidad de depredadores merodeando por la tundra en busca de algo que llevarse a la boca.

Aun así, ya se pueden encontrar nidos e incluso los primeros pollos del año, aunque estos últimos todavía por debajo de la línea de árboles. 
Pollos recién nacidos de andarríos chico

26 de marzo de 2012

¿Para qué sirve tu carrera?


Es inquietante que te hagan esa pregunta. En primer término uno se plantea qué va a ser de su vida si la gente se plantea tal cuestión. He de decir que hablamos de Biología. ¿Para qué sirve estudiar biología?, o más allá, ¿para qué sirve la propia Biología?. Voy a intentar responder a aquellos que me lo han  sugerido alguna vez.

La respuesta más rápida, a la vez que egoísta, tiene que ver con que nosotros mismos somos vida; entonces, parte de la biología tratará de descubrir cómo funcionamos. Esta parte tiene una aplicación práctica evidente, pues la medicina no es otra cosa que biología/química aplicada. Si a la gente le explicas que los estudiantes de biología harán que viva mejor, la cosa cambia...

Quedarnos en ese punto (que por otro lado intuyo que es el que más importa socialmente) es triste, egocéntrico y conlleva peligrosas consecuencias para uno mismo. ¿Dónde no hay vida en este Planeta?, es tan amplio el campo del conocimiento de esta ciencia como distribuida esta La Vida en La Tierra. Microbiología, fisiología vegetal y animal, genética, biología molecular, ecología, zoología, botánica, inmunología, limnología, edafología, evolución, antropología física, ...

Y como, ejemplo algunos de los grandes descubrimientos en esta ciencia: descubrimiento de la estructura de macromoléculas como las subunidades ribosómicas, la insulina, la doble hélice de ADN; estudio de las redes tróficas y desenmascaramiento del funcionamiento de redes complejas en la naturaleza; comprensión de la evolución, etc.

La respuesta de, para qué le sirve a uno estudiar algo así es más complicada. Estoy diariamente rodeado de personas que, en su mayoría, demuestran un gran interés por llenarse los bolsillos lo antes posible, y vivir tranquilamente su opulenta vida. El que estudia biología se ha equivocado si busca el dinero. Los tiros, creo que, van más allá; en un disfrute en el que el dinero se queda obsoleto. La Vida es maravillosa y a la vez intrigante, y las preguntas que surgen a su estela increíblemente estimulantes. 





16 de marzo de 2012

Pulmones carbonizados II

Después de la anterior breve introducción metabólica, pueden comprender a la perfección a donde quiero llegar. ¿Realmente son los bosques los productores de O2 como dice la opinión pública?


Estudios en ecología han llegado a la conclusión de que no. Si restamos el O2 producido (por fotosíntesis), al O2 consumido (por respiración) obtenemos lo que se conoce como producción neta de la comunidad. Este parámetro indica el valor real del O2 liberado a la atmósfera. Y sorprendentemente este valor en los bosques es 0 grO/m2día, todo el O2 que producen los bosques es consumido por ellos mismos. Y en cambio obtenemos un valor de 2grO/m2día en las praderas, las praderas con su alta renovación anual producen oxígeno libre en la atmósfera. Un campo de golf produce más O2 que un bosque tropical.

Para decir toda la verdad, los bosques no son los pulmones, son unos enormes almacenes de carbono. Eso sí, los bosques guardan en sus estructuras enormes cantidades de carbono, que de otro modo podría estar en la atmósfera, en forma de CO2, y contribuir al conocido efecto invernadero. Son increíbles sacos llenos de este elemento guardado en sus estructuras biológicas.

PD- Por favor, que nadie mal interprete este post. No soy partidario de cambiar bosques por campos de golf. Sólo es un ejemplo de idea falsa y ampliamente extendida en la sociedad. Si alguien quiera bibliografia al respecto puedo proporcionársela.

14 de marzo de 2012

El reloj de La Tierra

Os dejo un enlace bastante alucinante. Desconozco cómo realizarán los cálculos, pero son como poco para pensar. Recomiendo la visita de esta web:



12 de marzo de 2012

Pulmones carbonizados


Intentaré ser claro al expresar una idea ecológica que la primera vez que la escuché me dejó algo conmocionado. Empezaré por lo más complicado...

Las plantas, y en general todos los organismos fotosintéticos oxigénicos, expulsan oxígeno (O2) a la atmósfera como resultado de la rotura de dos moléculas de agua (H2O). Esta reacción es utilizada por estos organismos como fuente de energía y otras moléculas activas. Los productos de la etapa anterior, junto con dióxido de carbono (CO2) proveniente de la atmósfera, se utilizan para la biosíntesis de moléculas más complejas (azúcares en primera instancia). Es lo que se conoce como metabolismo anabólico. Así que, por este lado las plantas (entre otros), absorben CO2 de la atmósfera y expulsan O2.

Bajo este razonamiento se amparan todas aquellas afirmaciones que dicen que los bosques (como máximo exponente de una formación vegetal), son los pulmones del planeta. Los componentes del sistema Tierra que producen el oxígeno que respiramos.

Por otra lado, las plantas, igual que los animales, captan O2 para producir energía a partir de compuestos azucarados. Exactamente igual que nosotros al comernos una galleta, o cualquier otro alimento. Y este proceso, catabólico, consume O2 y produce CO2.

Y... entonces, ¿cómo pueden ser los bosques esos supuestos pulmones si ellos mismos consumen el O2 que expulsan?, ¿consumen más, menos, o exactamente lo que producen? Son respuestas que intentaré resolver mañana...

29 de febrero de 2012

¿Dónde está nuestro lugar?

Resulta altamente estimulante que una persona a la que consideras con criterio en un determinado tema, exponga de manera clara, y contundente, ideas que alguna vez han surgido en tu propia mente de forma totalmente desorganizada. Esto ha ocurrido hoy en clase de ecología (aviso: no confundir al ecólogo con el ecologista). Y la cuestión tiene que ver con la propia visión del hombre y de la naturaleza, intentaré transmitir una visión del mundo que a mi modo de ver, y me están convenciendo mucho más estos días, resulta muy atractiva y útil.

Normalmente consideramos al hombre algo diferente de la propia naturaleza, y tendemos a conservar lo natural, aquello que no ha sido, o lo menos posible, transformado por el hombre. Está muy de moda, el adjetivo "natural" para destacar en algunos productos o elementos, en general. Pero... ¿puede considerarse al hombre fuera de ese sistema compuesto por la naturaleza entera?, o por el contrario, ¿somos parte de esa naturalidad?.

Tiendo a incluir al hombre, en todos los aspectos de la vida, en categorías en las que se incluyen otros seres; no me gusta hacer distinciones porque me parece que somos exactamente lo mismo que lo que nos rodea, no hay diferencias. Entonces, ¿qué sentido tiene esa naturalidad ajena al hombre?, ¿dónde estamos nosotros entonces?, ¿no somos parte de la naturaleza?.

25 de febrero de 2012

Espejo en el cielo


Siempre vemos la misma Luna, y sin embargo, hay veces que parece nueva, como si fuera una total desconocida en nuestras vidas. Esta noche, nos miraba desde el cielo una Luna preciosa, era pequeña, pero su perfil era encantador.

Resulta que volver a Zaragoza evoca esas mimas sensaciones; las mismas que la Luna desconocida. La ciudad que me acogió los primeros 18 años de vida, ahora se presenta casi como una desconocida. Sus calles, sus casas, su cielo, ...todo me es familiar y a la vez extraño. La vida a tan sólo 300km de distancia resulta enormemente diferente, y entonces, se despiertan rayos ahí adentro; creo comprender mejor al hermano que siente que su patria esta fuera de donde nació, o al laureado científico que lo deja todo para dedicar su vida a la tranquilidad espiritual.

Conforme avanzo más dudas surgen, todavía me queda por encontrar ese lugar donde nacer.


19 de febrero de 2012

La empatía y la evolución

Lo que les voy a contar resulta obvio, y cuando lo lean van a pensar que menuda estupidez estoy diciendo, pero aún así me resulta una de esas cosas que de tan claras necesitan una explicación. ¿Alguna vez se han preguntado por qué no sienten ningún tipo de pena al chafar una mosca?, al fin y al cabo es un ser vivo más. Y, por qué ese sentimiento sí surge cuando observamos un perro agonizante, o mejor aún, vemos la cara triste y enjaulada de un chimpancé.


La cuestión parece relacionarse con la distancia evolutiva, es decir, nosotros, vertebrados, sentimos gran empatía hacia otros mamíferos, especialmente hacia otros primates antropomorfos. En menor medida hacia perros, gatos, osos, ... después aves, reptiles, peces, ... y por último son los invertebrados, seres que se parecen poco a nosotros, con los que tenemos menor afinidad empática. 

Me resulta una explicación "científica" de un hecho obvio que cualquiera puede intuir, casi rimbombante, aún así me parece un bonito matiz el que la explicación aporta.

31 de enero de 2012

El horizonte para relajarse


Si por un instante pudiera aparecer y desaparecer, y me preguntaran dónde me gustaría ir con ese poder; acompañado, eso sí; ni playa ni montaña, al secano para que la arena, el cierzo y las alondras despierten las ganas de sentir.

22 de enero de 2012

¿Te atreves a jugar?

Propongo un juego, ¿alguien se atreve a dar con la especie?

Como pista diré que la foto está tomada en la tundra sueca... espero que dé pie a contaros algo acerca de esta rabiosa ave...


17 de enero de 2012

Imágenes de vida

Ando con atasco cerebral, y aunque ese atasco está promoviendo muchos pensamientos sobre los que escribir, no tengo ni un segundo más.

Les dejo varias fotos, que con un poco de suerte a alguien, alguna le gustará.

¿Qué mira este andarrios grande?

Los colores del nerviosismo, un bonito herrerillo descuadrado, eso sí...

Mirar las estrellas me gusta, lo recomiendo. Buenas noches con Orión y Sirio en lo alto del cielo.

La constelación de Orión y la estrella Sirio, desde el cielo iluminado de Zaragoza

11 de enero de 2012

Programas poco adecuados

Me reconforta que una organización como la AHE (Asociación Herpetológica Española), escriba algo así. En la Mirada de la Gallina hicimos nuestra aportación con un post.


21 de octubre de 2011, La Mirada de la Gallina. Entrada a cerca de un programa similar al que critica la AHE.


Y por cierto, los pobres sapos no escupen...


9 de enero de 2012

Ideas ecológicas desde Angkor


Quizá a alguien le suenen las fotos que acompañan este post, los restos de una antigua y esplendorosa civilización, el Imperio Jemer. Se trata de un pueblo que se mantuvo en el sudeste asiático, en lo que actualmente es Camboya, Tailandia, Laos y Vietnam, aproximadamente; desde mediados del primer milenio D. C. (incluso se piensa que antes) hasta 1431, cuando el último rey Jemer abandonó Angkor. 


 Precisamente fue Angkor la ciudad elegido para edificar las más preciosas construcciones del Imperio. Lo que hoy en día es Siem Reap guarda algunos tesoros más valorados de la humanidad, la arquitectura y la técnica (increíbles sistemas de manejo de agua, por ejemplo) se unen para crear un conjunto apabullante. Para muestra la más conocida de las edificaciones de Angkor, Angkor Wat. La selva sucumbe ante la piedra, y de entre la frondosidad aparecen las cenizas de lo que un día debió de albergar una enorme actividad urbana. ¿Cómo desapareció un imperio capaz de tales edificaciones?, ¿Qué tienen que decirnos los Jemeres sobre ecología?.

La decadencia del Imperio es un misterio y varias teorías la explican. Lo que parece claro es que el pueblo Jemer era enorme y sus ciudades estaban llenas de actividad de todo tipo. La verdadera ciudad de Angkor se extendió mucho más que lo que los restos actuales nos muestran. Sin duda, la selva muchos kilómetros a la redonda pereció en favor de la agricultura y el desarrollo de la ciudad. 


El Imperio Jemer es el claro ejemplo de decadencia por agotamiento natural. Una de las interpretaciones a su caída es que, simplemente, esta civilización explotó y consumió los recursos que la selva les ofrecía hasta tal punto que su mantenimiento se hizo imposible. Sin recursos la población disminuyó drásticamente, las enfermedades y otros pueblos vecinos hicieron el resto. A partir de entonces la misma tierra que había conocido la gloria quedó enterrada en el olvidó y Angkor nunca recuperó la fuerza que un día tuvo. Sólo algunos monjes budistas, austeros y sencillos, pudieron mantenerse en aquel territorio.


Ayer me pareció ver La Tierra entera, pero era un documental sobre Angkor Wat. Es fácil encontrar las similitudes. Al menos, la actitud de los ciudadanos, en momentos de la historia tan diferentes, pudo ser parecida.

Para acabar os dejo mi humilde muestra de la belleza de aquel lugar. Quizá los grandes fotógrafos lo consigan, pero para mí y mi cámara, es difícil transmitir la grandeza y presencia, que creánme, posee el lugar.

Angkor Wat

6 de enero de 2012

La felicidad y el dinero


Espero no meterme en un tema demasiado escabroso, y saber separar mis propias creencias de los juicios que pueda emitir que, en cualquier caso, espero sean pocos. Como otras veces, fechas similares a estas en las que el dinero cobra especial importancia me hacen reflexionar sobre el propio dinero, sobre nuestro día a día, y sobre la vida misma. Ponerme a escribir sin sentido soltando, como en una batalla de ideas, por qué me parece inapropiada la forma en que la gente ve y utiliza el dinero, creo que no tendría sentido. Voy a intentar tejer un par de ideas claras que sepan reflejar lo que quiero expresar.

Me crea una enorme inquietud el saber de primera mano que se identifica dinero con felicidad. Sencillamente, más dinero más felicidad. ¿Dónde puede conducir eso?, ¿es el origen de la sociedad basura, corrupta y sin valores en la que vivimos?. Lo peor llegó cuando comprobé que esta opinión no es algo esporádico, como yo pensaba, y que hay mucha gente que piensa así hasta extremos insospechados.

No sé si guarda relación aunque me huelo que sí; cada vez los estudios universitarios están más enfocados a la empresa, al enriquecimiento económico. Las carreras administrativas, técnicas y las ingenierías se alzan por encima de las ciencias y las letras puras, perdiendo de esta forma una serie de valores primigenios originados en la universidad y que hoy día, brillan en su ausencia. Me produce una gran sensación de malestar ver como constantemente en los círculos universitarios se menosprecia, por ejemplo, la biología y la filosofía. Todavía cuando, esta última es la disciplina que rige la acción diaria, ¿qué hay más importante que el día a día y las acciones que llevamos a cabo?.

¿Es el dinero y su identificación con  la felicidad lo que está llevando al hundimiento de estas disciplinas menos enfocadas hacia lo económico y más hacia el puro conocimiento?. La crisis intelectual que asola España está disparando las cifras de paro, y mientras, quienes lo tendrían que solucionar nombran alcaldesas

¿Pasará la solución por la rotura de ese lazo que identifica felicidad con poder adquisitivo?


4 de enero de 2012

Más allá de las creencias: Jane Goodall

Ando estos días inmerso en la vida de Jane Goodall. El libro, Gracias a la Vida, me está haciendo pensar en varias cosas. En primer lugar y como auguraba su propietario, quizá veía reflejada en el libro la etapa de mi vida que en estos momentos atravieso, con muchas ilusiones y más preguntas que respuestas; pero además me está sorprendiendo la espiritualidad que baña todos los textos.


Estoy descubriendo una persona tremendamente religiosa. He de decir que lo que en primer momento me podía suscitar desconfianza se está tornando admiración. La presentada no es una religión fanática y tradicional (al menos lo que estoy captando y asimilando) sino que es una búsqueda espiritual, poner determinado nombre y no otro a lo que muchos sentimos; notar la presencia de algo extraño y reflexionar ante la visión de la selva profunda, o ante el canto del búho real en la noche más calmada, o ante el propio silencio dentro de tu tienda de campaña en medio de nada. Me llama la atención y me gustaría saber qué es lo que hace falta tener ahí adentro para sorprenderse, admirarse y sentirse insignificante ante tales experiencias. 

Todo ello viene a cuento de que ando pensando que no hace falta ser creyente ni seguidor de ninguna religión para sentirse especialmente espiritual. Continuamente veo ejemplos de ello, cada uno busca la reflexión en determinados temas, todas esas formas producen los mismos efectos; el nombre que le demos a esa extraña sensación parece, a la luz de las propias emociones, insignificante.