30 de octubre de 2011

La necesidad de Naturaleza

Lirón, haciendo honor a su nombre, en su nido de madera. Esta vez ha sido él el que se ha acercado al hombre

Este post viene de la mano de una reciente lectura. El libro en cuestión es, "Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros" de Konrad Lorenz. Se trata de un libro curioso que recomiendo a todo aquel al que le guste la naturaleza, y el comportamiento animal.  Sobre el autor lo que dijera sería poco, se le puede considerar el padre de la etología y, en el enlace os remito a Wikipedia para que leáis algo sobre él.

En el libro, Lorenz trata de muchos temas, pero uno de ellos es la afición, casi diría necesidad, de la mayoría de las personas por los animales domésticos. Tener un animal en casa, entre hormigón, quizá no sea un capricho en el más estricto sentido de la palabra. En el libro viene así reflejado. Es una sensación que tenía incluso antes de esta lectura. Parece que necesitáramos una parte de naturaleza en nuestras casas de cemento. Como sí todo lo alejados que vivimos del mundo natural lo intentáramos suplir con una adquisición de este tipo.

El autor nos aconseja para comprarnos un animal y nos da detalles de las ventajas e inconvenientes de muchos de ellos. Son éstas, líneas que quizá sean mal digeridas por los lectores más puristas; en cualquier caso, el amor, respeto y cuidado de emana de esas letras es difícilmente comparable.

Lean y opinen ustedes mismos. 

21 de octubre de 2011

Veo poco la televisión pero...

Aquel que me conozca sabrá que existe un programa de televisión, de esos que ponen a la hora de la cena, con el que no simpatizo demasiado. Se trata de un programa en el que una persona aparece enseñando a la cámara diferentes animales raros en nuestras latitudes y trata de explicar algunas de sus características. Intentaré no caer en la crítica fácil y trataré de explicar el por qué de mi opinión acerca del programa.

He de decir antes de empezar, y esto ya es un opinión puramente personal y por tanto subjetiva, el "protagonista" no me cae bien. Creo que actúa y cumple su papel en el programa, por lo tanto no opino sobre su persona sino sobre su personaje. La base de todas mis críticas se sustenta en que en los programas que tratan de animales creo que hay que tener una especial sensibilidad sobre lo que se dice y, sobre cómo se muestran los animales ante miles de personas.



En primer lugar en este programa no se muestra ningún tipo de sensibilidad o respeto hacia los animales que se enseñan. En más de una ocasión he visto burlas o tratos que considero no adecuados cuando la actitud se muestra en público, ante ese público. Tampoco se muestra ningún tipo de respeto hacia el entorno natural en el que estos animales viven, la intención es capturar un dragón de Komodo, esa serpiente, aquel escorpión, ... y da igual la forma en la que conseguirlo.

En segundo lugar y en relación con el anterior punto, no me parece adecuado un programa televisivo en el que se enseñe cómo capturar animales. No creo que sea algo que transmitir al gran público.

Y, en tercer lugar, y dado que soy un "proyecto de biólogo" algo muy importante para mí. No sólo es que el programa no tenga ningún tipo de rigor científico, sino es que ni siquiera se guarda un mínimo de seriedad cuando se habla de los animales. Son habituales (los he visto cada día que he visto el programa) los errores cuando se habla de las características de un animal. Si estás entre personas que saben de animales no creo que haya ningún problema en decir que los murciélagos "oyen", pues cada uno de los presentes entenderá lo que uno dice, pero si se dice en televisión la cosa cambia, y si no explicas de qué hablas con ese "oyen" la gente puede pensar que los oídos de los murciélagos cumplen las mismas funciones que los humanos. Tampoco puedo pasar que en un programa de televisión se diga que algunas serpientes ponen huevos y otras paren, no es del todo falso, pero dado que el programa está destinado a mucha gente, es necesaria una buena explicación para no producir mal entendidos.

Para acabar me gustaría hacer una pequeña reflexión que lleva otra vez al mismo sitio que siempre. ¿El programa tiene éxito por lo animales, o por el morbo que da ver a un personaje haciendo el tonto y diciendo burradas?, ¿por qué los documentales "de la 2" son para dormirse y este programa parece entretenido?.

18 de octubre de 2011

Inesperadamente


Ando ya de lleno en ocupaciones académicas y aunque las ideas y pensamientos no paran de entrar y salir es difícil mantenerlos ahí adentro hasta que llega el momento indicado. En cualquier caso, llevar una libreta siempre a mano no viene mal. En estos días he guardado varios temas para tratar, ¿qué pasaría si todos los insectos del Planeta desaparecieran? - mucha gente así lo desea-, ¿cómo, de qué forma vivir la vida sin ningún tipo de inquietud, simplemente dejando que pase el tiempo?...

Antes de ponerme a escribir he pasado por el blog de Kikiricabra, un conocido que se piensa Ansotano. Al leer esta entrada y llegar al final se me ha erizado el vello de los brazos y una sensación extraña me ha recorrido el cuerpo. Y, ha sido al leer, “¿qué soy yo solo?”.

Me veo obligado a recomendar la lectura de ese post, y por supuesto la del resto. 

10 de octubre de 2011

La falsa cumbre de las ciencias


Creo que es una tendencia general de los estudiantes de las carreras de ciencias, ingenierías e, incluso, me atrevería a decir que de la gente en general el situar a las ciencias físicas en un escalón superior al resto. Como si el hecho de estar matematizadas, resultar complejas, o ocuparse de la parcela del saber del que se ocupan, les otorgara un don y una supremacía especial.

No tengo más que ver  muchos estudiantes de ingeniería (y con esto espero no ofender a otros tantos) vanagloriándose de la dificultad de su carrera, o oír hablar a algún profesor diciendo que todo es física. Será cierto que son complicadas, y parece claro que explican cosas muy importantes, pero, ¿tiene algún valor especial la física en sí misma? en mi opinión no tiene nada más de especial que lo que nosotros le añadimos, quizá el valor extra se lo concedemos por razones históricas y culturales.

En unión a eso, otras ciencias menos matematizadas se desprecian y casi ni se tienen en cuenta. Qué decir de la geología, paleontología, biología en general (mucho más la rama que tiene que ver con la historia natural), y otras tantas...

Como dejaba caer antes, puede que la razón de todo ello sea histórica, pues fueron físicos algunos de los grandes científicos que llevaron a cabo la revolución científica durante el siglo XVII y XVIII, pasando la importancia de los personajes particulares a sus disciplinas generales. También puede que tenga que ver con el gran desarrollo moderno de la física (otras ciencias más tradicionales parecen caer ahora en el olvido) que ha puesto en boca de todos los grandes avances en el campo. Por último, y pienso que este es un gran error extrapolable no sólo a la discusión que nos ocupa, en general se identifica dificultad con importancia. No entiendo ambos conceptos como una unión y parece ocurrir eso en algunos tipos de ciencia. 

Parece que los humanos tenemos algo innato que nos hace crear jerarquías. Quizá ser el mismo asunto, mirar o no mirar a los simples gorriones... 

P. D.- Este pensamiento surge al mirar a mi alrededor (un alrededor particular, para nada general) y a consecuencia de unas clases en la universidad no hace mucho. No tengo nada en contra de los físicos, muchas veces me gustaría comprenderlos mejor. Espero que nadie se sienta ofendido. Será un placer abrir una discusión en los comentarios si así procede, es una buena forma de mejorar.


2 de octubre de 2011

Tan cercanos que no se observan, los gorriones


El ciber mundo está lleno de blogs. Fáciles de crear, sus autores pueden verter en ellos gran cantidad de información fácilmente. Por otro lado, en el mundo real hay muchos aficionados a las aves. Es entonces una consecuencia lógica que Internet esté lleno de pajareros. He de reconocer que soy "pajarero", que me gustan las aves, que me gusta la ornitología; o pónganme cualquier adjetivo que signifique, "persona que se ve obligada cada instante a buscar seres con plumas y alas".

Entonces, mis propios gustos me llevan a escribir sobre aves.También soy consciente (y así lo quiero) de que La Mirada de la Gallina no es un blog exclusivo para las aves ni para pajareros experimentados. Esperando que se acerque aquí gente muy diferente intentaré ofrecer algo de información para que el ciudadano de a pie sepa apreciar el vuelo del gorrión, o incluso esperar cormoranes y luganos con la llegada del otoño, y del posterior invierno. 

Para empezar creo que está bien que la poca gente que lea estas líneas descubra que no todos los gorriones son del mismo sexo, incluso a veces no todos son de la misma especie...

Este que os presento primero es un gorrión común (Passer domesticus). Podríamos entretenernos con cuestiones referentes a su biología, hoy simplemente quédense con su cara.

Gorrión común macho. Nótense las características de este sexo.

Arriba un macho, fijénse en la parte alta de la cabeza gris, el antifaz y la garganta negras (en primavera incluso el pecho de estas aves se pone negro), y el color herrumbroso del dorso y el ala. Tras estas líneas pueden ver una hembra de la misma especie, en este caso el ave tiene un color más uniforme sin las características comentadas para el macho. Estos son gorriones comunes, una única especie.

Gorrión común hembra

Para acabar quiero enseñarles otro gorrión que también podemos ver (aunque menos común) en la mayoría de las ciudades españoles. Se trata del gorrión molinero (Passer montanus), o gorrión de "canalera" como lo suele llamar mi padre. Es fácil diferenciarlo del gorrión común. El gorrión molinero presenta la parte alta de la cabeza de un color marrón- herrumbre, y lo más característico, una llamativa marca negra en la mejilla que no presenta el gorrión común. En este caso no existe dimorfismo sexual referente al plumaje (y creo recordar que tampoco en tamaño), por lo tanto no podemos diferenciar a simple vista machos y hembras.

Gorrión molinero. Nótese el color de la parte alta de la cabeza (píleo), y la característica mancha negra en la mejilla.

Espero que sea de interés para aquellas personas ajenas a las aves. No es la intención dar mucha información a cerca de estos pajarillos, sólo buscaba algo sencillo, dar algunas ideas a cerca de estas aves que por ser tan frecuentes para todos resultan invisibles a nuestros ojos.