29 de agosto de 2011

Al segundo día, los medios de comunicación crearon el estramonio


Llevo ya unos cuantos meses en los que mi único contacto con las noticias son los periódicos. No los leo a diario, pero de vez en cuando me gusta pasarme por las versiones digitales de varios de ellos para ver como marcha todo.

Hoy leo que dos jóvenes han muerto en una fiesta a causa de un golpe de calor después de consumir una bebida a base de semillas de estramonio (la noticia aquí, aquí, y aquí también). No pretendo hablar de las muertes, o de una sociedad enferma como ejemplifica esta frase "la sangre del joven que fue hospitalizado mostraba restos de speed, alcohol y estramonio, un sedante y alucinógeno de origen vegetal" (ElPaís). Sin tratare de pasar por alto un suceso, cuanto menos triste y lamentable, sólo hablaré del estramonio.

El estramonio (Datura stramonium) pertenece a la familia de las solanáceas, en la cual se encuentran también, el tomate (Solanum lycopersicum) y la patata (Solanum tuberosum) entre otras muchas de uso cotidiano. A pesar de su importancia culinaria para el ser humano, dentro de las solanáceas encontramos especies muy tóxicas como el que nos ocupa, la dulcamara (Solanum dulcamara), o la belladona (Atropa belladonna). 

Nací en Zaragoza, y en la ribera media del Ebro esta planta resulta muy abundante. La podemos encontrar desde la orilla del rio a parques infantiles en plena ciudad. Ya lo decía Sekano hace tiempo. Es extraño que una planta tan común a la que nadie ha prestado atención nunca se haga ahora tan famosa. Y, todo esto hace a uno pensar hasta qué punto estamos condicionados en nuestra vida diaria por los medios de comunicación, cuántos estramonios estarán ocultos. Es una pena que salgan a la luz sólo cuando ya no tiene solución.


27 de agosto de 2011

Recogido del pasado: Nombres vernáculos

En los primeros meses de este blog, ya hace varios años (con un título diferente), me pareció buena idea recopilar algunos nombres que en Aragón se utilizaban para nombrar algunas especies animales. En su momento cree un blog diferente para ponerlos y quedo éste enlazado al blog principal.

Ahora blogger ofrece la posibilidad de poner varias páginas en el mismo blog, me ha parecido, pues, un buen momento para recuperar esa antigua lista y meterla aquí. Es una lista muy pequeña construida a base de la ayuda de algunas personas. Está totalmente abierta a que cualquier persona que quiera hacer una contribución, la haga, y así poder ir haciendo grande la lista.

Toda aportación será bienvenida. Podéis contactar conmigo y mandar vuestros nombres desde la página del blog creada al uso.


26 de agosto de 2011

Algo está ocurriendo


Durante los últimos veranos he dedicado mi tiempo completamente a las aves. En ir de campaña en campaña, conociendo a mucha gente y aprendiendo muchas cosas a cerca de estos maravillosos seres. Este verano, el final está siendo diferente, nada de pájaros (aunque a uno le sea imposible mirar hacía arriba en muchas ocasiones).

No me queda otra que dedicar una de las entradas de este modesto blog a las aves, porque algo increíble está ocurriendo en estos momentos.

En la primavera y el comienzo del verano pasado millones de aves se aprovecharon de la abundante agua, y por consiguiente plantas y insectos,  de todo el norte de Europa para tener descendencia. Ahora casi acabado en verano, el otoño llega pronto, las temperaturas bajan y los insectos mueren bajo un Sol cada vez más escaso. Para las aves la mejor solución a lo largo de millones de años ha sido la de viajar. Prácticamente todas las aves que criaron en el norte de Europa, y la gran mayoría de latitudes más bajas, tienen que viajar en busca del verano perpetuo, ahora, en África.

Es un viaje de miles de kilómetros, guiados por sus genes, por herramientas fisiológicas y por su experiencia, las aves tienen que superar mares y desiertos, hasta el corazón de África donde encontrarán todo lo necesario para pasar la época desfavorable en el hemisferio norte.

Ahora nuestros parques, jardines y el campo en general observa el paso de millones de aves, muchas de ellas no volverán. No nos queda más que sorprendernos y sentirnos pequeños ante tal acontecimiento.

21 de agosto de 2011

Requisitos indispensable



Desde hace un par de días vivo en una tienda de campaña, allí tengo todo lo que necesito, y si algo me falta lo puedo conseguir en pocos pasos. Es confortable, estoy a gusto ahí adentro. En medio de un prado lleno de manzanos y con la civilización a unos cuantos kilómetros de distancia.

En Madrid, una persona decía en presencia de otra mucha gente (entre ellos yo): “yo nunca he visto una estrella fugaz, mañana creo que se pueden ver. ¡¡A ver si vemos una!! Me haría ilución.” Me llamó la atención, hay algunas pocas veces en las que uno no mira al cielo y por suerte  ve una estrella fugaz. Aunque sean pocas, a lo largo de la vida ocurre. Le pregunté si solía mirar al cielo, y me respondió que en Madrid era difícil ver el cielo, pero que tampoco lo miraba mucho. Y entonces, ¿cómo ver estrellas fugaces sin ni siquiera mirar al cielo?

Ayer en el sur- oeste de Inglaterra había un cielo radiante. Pude observar de nuevo algunas constelaciones que ya tenía casi olvidadas, y un verano más Vega, Deneb y Altair brillaban ahí arriba marcando el estío en el hemisferio norte.
No vi ninguna estrella fugaz, pero eso ya es cuestión de suerte.

17 de agosto de 2011

Llegada del Papa a Madrid


Recientes acontecimientos, han despertado mis ganas escritoras. No sabría explicar esa serie de pensamientos que hacen que suene el despertador, en cualquier caso, cuando están uno se siente bien. Como todos sabéis el Papa está en Madrid. Su llegada, el desembolso de dinero, la gestión de los "peregrinos", ... sobre todo eso estoy seguro que se podrían escribir muchas páginas. Ni me creo capacitado a ello, ni es la razón de estas líneas.

Hoy por todo Madrid paseaban hordas de jóvenes (y no tan jóvenes) ataviados con el equipaje oficial y altas banderas. Todos ellos cantaban y bailaban por la calle. El júbilo y la alegría inundaba todos los rincones de la capital. 
En un momento dado un gran grupo de personas ha estallado cantando: Be- ne- dic- to¡¡¡¡ Be- ne- dic- to¡¡¡¡

Se me ha puesto la piel de gallina, en ese momento he imaginado al Papa tirando un penalti a punto de ganas de Liga. No me gusta seguir a futbolistas y cantantes, ni siquiera a los famosos del corazón. Esas voces me han recordado a ello. También he recordado a un viejo amigo, poco amigo de héroes y heroínas. Es sorprendente como el mundo necesita piedras sobre las que sostenerse, figuras en las que creer y cánticos que cantar. No entiendo muy bien como hasta la Iglesia, que debería ser símbolo de serenidad y tranquilidad,  se permite tener ídolos a los que alabar de ese modo.

Mientras tanto, los mismo de siempre seguían pasando de vagón en vagón, esperando algo para pasar un día más.