26 de diciembre de 2011

Las palabras de Darwin


Las Navidades van a resultan atareadas, entre mazapanes tendré que organizarme y hacer algunas tareas,. Entre ellas está leer la "Expresión de las emociones en el hombre y los animales" de Darwin. Acabo de empezar el libro y únicamente he leído dos capítulo, pero una cosa me ha llamado la atención y, me gustaría hacer y compartir una reflexión (poco Navideña) con ustedes.

Al final del segunda capítulo, titulado "Principios generales de la expresión", Darwin dice: "... la tendencia a realizar movimientos opuestos bajo sensaciones o emociones opuestas, llegará (si es que podemos juzgar por analogía) a convertirse en hereditaria a través de una larga práctica."

Todos sabéis que Darwin en su famoso libro de 1859, "El origen de las especies", da a conocer al mundo su principio de la selección natural (da él a conocer, pero no era la primera vez que se escribía sobre algo así...). Podemos aceptar que lo que Darwin decía era que dentro de la variabilidad existente en una especie había ejemplares más o menos adaptados al medio y que los mejor adaptados serían los que conseguirían sobrevivir, pasando sus caracteres a sus descendientes y resultando este el motor de la evolución.

Hoy sabemos que esa variabilidad está producida por la reproducción sexual y la aparición de mutaciones en los genomas, idea base de la selección natural. Pero esto parece chocar con lo que dice el propio Darwin y os he escrito en el segundo párrafo; la fijación de las expresiones por medio de la práctica, concepto altamente Lamarkiano.

Naturalmente, Darwin no conocía todas las implicaciones que la selección natural impondría, y queda patente por lo dicho anteriormente, pues el propio Darwin parece violar los concepto actuales producto de él mismo. Y, me hace pensar hasta qué punto los investigadores son conscientes de las implicaciones de sus propios descubrimientos, y como lo dicho por alguien puede acabar siendo algo completamente diferente al original. Pero eso, también es evolución, ¿no?.

21 de diciembre de 2011

Las raíces crecen en la tierra

Hay una cosa que desde pequeño me llama la atención, creo que tiene relación con lo que Kikiricabra escribe en este post. El gran contraste que existe entre la ciudad y el campo, pero sin embargo, en esencia las dos parecen ser la misma cosa. Estos pensamientos lejanos han resurgido esta tarde cuando caminando por el centro de La Gran Ciudad he observado los árboles plantados en las aceras.


Los árboles en cuestión parecían pegados sobre el asfalto. Toda la tierra que suele rodear a los árboles en las ciudades había sido tapada por algún tipo de grava y daba la sensación de que la planta había germinado sobre el cemento. Entonces he pensado que los árboles que hay en la ciudad necesitan tierra para expandir sus raíces, y que por supuesto, ésta tenía que estar ahí debajo. Me ha llamado profundamente la atención pensar que debajo de toda esa capa de cemento que suponen edificios, carreteras, ... hay tierra. La misma tierra que forma los campos y sobre la que se cultivan los cereales que nos dan de comer. Ha sido una visión fugaz pero, por un momento he tenido la sensación de que en realidad vivimos más cerca de los que nos pensamos de ese mundo aparentemente tan diferente.

13 de diciembre de 2011

Chorlito dorado

 Este es el pequeño que estaba escondido en la anterior foto. En la parte izquierda- inferior de la imagen, una bolita dorada, ¿ahora lo veis?

Ampliación de la foto del post anterior. Pollo de chorlito dorado en el centro de la imagen

8 de diciembre de 2011

Tundra, de nuevo...

Revisando fotos me he encontrado esta. La saqué pensando en el juego. Esta vez, ¿pueden ver al ave camuflada?, ¿se atreverían con la especie?.

De nuevo, fue tomada en la tundra sueca.

6 de diciembre de 2011

Ahora sí, la verdadera Reina Roja

Como adelantaba en el anterior post, existe en Biología Evolutiva una hipótesis conocida como La Reina Roja. Ya conocéis de donde proviene el nombre (y si no, siempre podéis volver atrás). 


Esta hipótesis se ha utilizado para describir varios acontecimientos biológicos. El que os presenté se denomina El costo de los Machos. Gracias a la Reina Roja podemos comprender por qué los machos somos necesarios en la Naturaleza; por encima de lo que podríamos pensar al estudiar la reproducción asexual (algo más explicado aquí). Pero además, esta hipótesis nos explica la carrera armamentística en los sistemas depredador- presa (de hecho Van Valen se refería a estos procesos). La forma en que depredador y presa corren a toda velocidad, desarrollando nuevas estrategias, y todo para quedarse en el mismo lugar de partida, en un equilibrio constante.

También la encontramos de manera similar en las relaciones parásito- hospedador (artículo a cerca de ello aquíen inglés).

Cada vez que vean parados al guepardo y la gacela, al cocodrilo y al ñu en el Mara, o a la mariposa y al abejaruco; recuerden, en realidad, no podrían correr más rápido.


28 de noviembre de 2011

¿Es necesario el sexo?

Las primeras palabras de este post tienen que aclarar que no es obra de un virus informático, ni su autor se ha vuelto loco (al menos, no más de lo normal). No les hablaré de deseos humanos, ni siquiera de la cuestión tradicional del sexo biológicamente hablando. Espero saber mostrar algo que para mí ha sido sorprendente, si me dan varias líneas más, se lo demostraré.


Aunque en los humanos y en general en todos los vertebrados exista únicamente la reproducción sexual (que precisa de un macho y de una hembra) esto no es así en todos los grupos animales. En diversos grupos existe otro tipo de reproducción llamada asexual (no precisa de machos). Las hembras, por sí solas, producen réplicas de sí mismas. La lógica de lo que les quiero explicar tiene que ver con que los machos son costosos evolutivamente hablando, no se reproducen directamente, son las hembras las que ponen huevos, paren..., ellas sí se reproducen directamente. De ello se deriva que, es más rentable en términos evolutivos la reproducción asexual, pues hembras producen hembras y a su vez más hembras... no hay "desperdicios", todos los descendientes son capaces de dar una nueva generación. Considerando que en cualquier prole sexual la mitad de los individuos son machos y la mitad hembras, este tipo de reproducción sería un 50% menos eficaz que la reproducción asexual.

Les expongo este esquema para tratar de aclarar el párrafo anterior:
Supongamos que tenemos una estirpe sexual formada por 25 machos y 25 hembras. Teniendo en cuenta que cada pareja establecida produce cuatro descendientes que pueden ser macho o hembra al 50%, en la primera generación obtenemos 100 individuos, 50 macho y 50 hembras. En la segunda generación tendremos 200 individuos, 400 en la tercera, ... Y ahora imaginen una estirpe de 25 hembras con reproducción asexual, en la cual cada una de ellas produce  cuatro descendientes. En la primera generación se obtienen 100 individuos, ¡pero todos hembras!. 400 en la segunda, 1600 en la tercera, ...

Entonces, ¿qué hace que, en realidad en la naturaleza, predomine la reproducción sexual por encima de la asexual?. 


La primera idea es que la reproducción sexual introduce variación en las descendencias (pues están formadas con una contribución del 50% de cada progenitor) y así, puede darse un cambio evolutivo gradual en consonancia con el ambiente, produciendo especies bien adaptadas a las circunstancias. En realidad esta es una ventaja a largo plazo, y hemos visto que la asexualidad aporta ventajas generacionales (en cada generación aumenta el número de descendientes respecto de la reproducción sexual). Por lo tanto, no podemos estar en lo cierto, ya que las ventajas asexuales instantáneas vencerían a las posibles ventajas a largo plazo de la sexualidad. Esto no justifica la abrumadora dominancia de la sexualidad por encima de la asexualidad.

Varias de las respuestas a este enigma evolutivo quedan resumidas metafóricamente en este diálogo, que quizá les suene:
- Pero, Reina Roja, es extraño, ¡corremos velozmente!, pero el paisaje no cambia- dice Alicia.

- Corremos para quedarnos en el mismo lugar- responde La Reina Roja.

En 1973 Leigh Van Valen propuso una hipótesis que después se aplicaría a la resolución del problema que he planteado en estas líneas, La Hipótesis de la Reina Roja (haciendo referencia a la paradoja que Lewis Carrol escribe en A través del espejo y lo que Alicia encontró allí). Resulta que el sexo es necesario, pero sólo circunstancialmente...


26 de noviembre de 2011

A mentes maravillosas


Cuando desaparecen las grandes mentes del planeta, parece, para los que las saben apreciar, que algo se pierde para siempre. En este caso ha sido una magnífica evolucionista, Lynn Margulis.

Fue bióloga y dedicó su investigación al estudio de las células, intentando desde muy pronto esclarecer algunas de las claves para el surgimiento de la vida en La Tierra. Quizá la conozcan por haber sido la esposa del conocido divulgador de ciencia Carl Sagan (autor de la serie Cosmos, entre otras muchas cosas). A pesar de ello Margulis se hizo conocida por sí misma e hizo tambalear las teorías evolucionistas con su interpretación endosimbiótica.

Simplificando en alto grado podemos decir que, en la naturaleza existen dos tipos celulares, procariotas y eucariotas. Los primeros son más sencillos que los segundos, con pocos orgánulos celulares y carencia de membrana nuclear en el interior. Eucariotas, poseen complejos y variados orgánulos celulares y además poseen el material genético contenido en el núcleo (inexistente en procariotas). Procariotas son las bacterias (Bacteria y Archaea), y eucariotas el resto de organismos vivos (Eukarya).

La teoría que Margulis postuló sugiere que las células eucariotas surgen de la endosimbiosis, la asociación interna, de varias células procariotas de distintos tipos. De esta forma muchos de los orgánulos que encontramos en las células eucariotas actuales, serían en origen procariotas libres que en algún momento de la evolución se asociaron a otra procariota internamente. Así, con el transcurso de miles de años y bajo la actuación de los mecanismos evolutivos surgirían las células que son actualmente la unidad básica de organismos como el hombre, eucariotas. Con esta teoría, Margulis, además de explicar el surgimiento de un nuevo tipo celular, cuestionó muchos de los principios del darwinismo, poniendo patas arriba la concepción evolucinista que hasta el momento se tenía.

Si son ustedes personas ajenas al mundo de la biología, quiero intentar hacerles comprender la importancia de este acontecimiento. En un mundo en el que los libros se quedan obsoletos de año en año, la teoría de Margulis lleva desde 1966 de forma invariante en los libros de texto, no ha sido superada.

Creo que la mejor forma de honrar a una de estas mentes es dar a conocer parte de su legado. Desde mi modesta posición y la humildad de este post espero haber contribuido a este propósito.

24 de noviembre de 2011

Reflexiones nocturnas



Convivir con tanta gente (más de 150 personas) da unas posibilidades tremendas. Tengo la suerte de estar escuchando en cada momento opiniones y comentarios contrarios a mi personal forma de pensar. Unos piensan parecido a mí, y otros totalmente al contrario. Es muy enriquecedor personalmente.

Esta circunstancia ha producido que últimamente se tambaleen pilares que creía robustos en cualquier pensamiento, me he dado cuenta de que en realidad sólo en mi cabeza parecen fuertes. Diversos temas de muchas índoles diferentes han salido a conversación estos días pasados y, la cantidad de opiniones distintas en cada uno de ellos fue casi la misma que personas hablando. 

Este hecho me desconcierta. No estoy hablando de temas ligeros, y en algunos casos son temas importantes, que marcan la actuación o el comportamiento de las personas hacia los otros. En estos casos me pregunto como es posible que principios tan diferentes rijan la vida de personas que quieren llegar a... y entonces me dí cuenta de un aparente problema, ¿queremos todos lo mismo para nuestras vidas?, ¿aspiramos a los mismo?. Quizá esta diferencia se explique en parte de esta forma, pero, ¿no deberíamos aspirar a principios de actuación similares entre todas las personas?, ¿qué hace que estos cambien según las personas?.

Que haya tal diversidad de principios de vida en un sitio tan pequeño, casi tantos como personas, y tan radicalmente opuestos entre sí, me tiene un poco confundido. Por la noche, a veces, cuesta más pensar. Que descansen.

20 de noviembre de 2011

Cripsis en la tundra II: Chorlito carambolo


Este resulta ser otro habitante de la tundra, otro limícola, un chorlito carambolo (Charadrius morinellus). Es conocido por lo confiado que se muestra si estamos cerca de sus pollos, llegando incluso a subirse en nuestras manos para dar calor al pollo si tenemos a éste en esa situación. En la tundra la mayoría de las aves, extasiadas por la defensa del territorio y de las crías, se dejan ver desde muy cerca, resulta impresionante. En España podemos verlo en determinadas localidades durante los pasos migratorios de primavera y otoño.

A continuación os muestro al pequeño pollo, que con un débil cuerpo y unas largas patas consigue mantenerse de pie y valerse por si mismo a las pocas horas de nacer (como ocurre en la mayoría de aves de este grupo). Resulta interesante comparar el color del plumón del pollo del post anterior y el de este. Contrariamente al chorlitejo grande, el chorlito carambolo cría en zonas de musgos, líquenes y vegetación baja, siendo las formaciones de Salix lapponum y Betula nana las que alcanzan mayor altura. 

Es asombroso como varían las tonalidades de los pollos de las distintas especies para perfeccionar el camuflaje según la zona de cría, incluso en ambientes a pequeña escala (zonas de roca, praderas de líquenes, ... todos estos diferentes ambientes dentro de un ecosistema mayor, la tundra).



14 de noviembre de 2011

Cripsis en la tundra

En la tundra, donde el único lugar para camuflarse es el suelo casi desnudo, los animales han desarrollado impresionantes mecanismos para pasar desapercibidos.

En este caso hablamos de aves, y es que aquí no tienen muchos depredadores pero siempre cabe la posibilidad de que un cuervo, un águila real, o incluso un zorro encuentren el fruto de una nueva primavera. Las aves adultas no pasan problemas pues poseen alas para volar y escapar, otra suerte corren los pollos que, totalmente indefensos, a las pocas horas de nacer están obligados a valerse por sí mismos.  En este caso os presento un pollo de chorlitejo grande (Charadrius hiaticula). Esta especie cría en lugares de suelo totalmente desnudo en los cuales sólo la roca aflora en la superficie. Los pollos de esta especie tienen colores grises y su estrategia de camuflaje consiste en pegarse a una piedra y confundirse como parte más de ella.

Fue impresionante ver como después de tomar los datos correspondientes del ave, el pequeño pollo corrió nada más que dos metros y en la primera roca que encontró se camufló, nosotros estábamos todavía cerca y era obvio que el ave resultaba aun visible, pero resultan tan poderosos son los mecanismos evolutivos que han perdurado... nos dejó con la boca abierta.



¿Era esa mancha la que habíais considerado un ave?

3 de noviembre de 2011

¿Alguien ve algo?

La siguiente foto espero que me dé pie a hablaros de algo interesante sobre las aves. ¿Alguien ve algo en esta foto?


La foto está hecha en julio en la tundra Sueca.

30 de octubre de 2011

La necesidad de Naturaleza

Lirón, haciendo honor a su nombre, en su nido de madera. Esta vez ha sido él el que se ha acercado al hombre

Este post viene de la mano de una reciente lectura. El libro en cuestión es, "Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros" de Konrad Lorenz. Se trata de un libro curioso que recomiendo a todo aquel al que le guste la naturaleza, y el comportamiento animal.  Sobre el autor lo que dijera sería poco, se le puede considerar el padre de la etología y, en el enlace os remito a Wikipedia para que leáis algo sobre él.

En el libro, Lorenz trata de muchos temas, pero uno de ellos es la afición, casi diría necesidad, de la mayoría de las personas por los animales domésticos. Tener un animal en casa, entre hormigón, quizá no sea un capricho en el más estricto sentido de la palabra. En el libro viene así reflejado. Es una sensación que tenía incluso antes de esta lectura. Parece que necesitáramos una parte de naturaleza en nuestras casas de cemento. Como sí todo lo alejados que vivimos del mundo natural lo intentáramos suplir con una adquisición de este tipo.

El autor nos aconseja para comprarnos un animal y nos da detalles de las ventajas e inconvenientes de muchos de ellos. Son éstas, líneas que quizá sean mal digeridas por los lectores más puristas; en cualquier caso, el amor, respeto y cuidado de emana de esas letras es difícilmente comparable.

Lean y opinen ustedes mismos. 

21 de octubre de 2011

Veo poco la televisión pero...

Aquel que me conozca sabrá que existe un programa de televisión, de esos que ponen a la hora de la cena, con el que no simpatizo demasiado. Se trata de un programa en el que una persona aparece enseñando a la cámara diferentes animales raros en nuestras latitudes y trata de explicar algunas de sus características. Intentaré no caer en la crítica fácil y trataré de explicar el por qué de mi opinión acerca del programa.

He de decir antes de empezar, y esto ya es un opinión puramente personal y por tanto subjetiva, el "protagonista" no me cae bien. Creo que actúa y cumple su papel en el programa, por lo tanto no opino sobre su persona sino sobre su personaje. La base de todas mis críticas se sustenta en que en los programas que tratan de animales creo que hay que tener una especial sensibilidad sobre lo que se dice y, sobre cómo se muestran los animales ante miles de personas.



En primer lugar en este programa no se muestra ningún tipo de sensibilidad o respeto hacia los animales que se enseñan. En más de una ocasión he visto burlas o tratos que considero no adecuados cuando la actitud se muestra en público, ante ese público. Tampoco se muestra ningún tipo de respeto hacia el entorno natural en el que estos animales viven, la intención es capturar un dragón de Komodo, esa serpiente, aquel escorpión, ... y da igual la forma en la que conseguirlo.

En segundo lugar y en relación con el anterior punto, no me parece adecuado un programa televisivo en el que se enseñe cómo capturar animales. No creo que sea algo que transmitir al gran público.

Y, en tercer lugar, y dado que soy un "proyecto de biólogo" algo muy importante para mí. No sólo es que el programa no tenga ningún tipo de rigor científico, sino es que ni siquiera se guarda un mínimo de seriedad cuando se habla de los animales. Son habituales (los he visto cada día que he visto el programa) los errores cuando se habla de las características de un animal. Si estás entre personas que saben de animales no creo que haya ningún problema en decir que los murciélagos "oyen", pues cada uno de los presentes entenderá lo que uno dice, pero si se dice en televisión la cosa cambia, y si no explicas de qué hablas con ese "oyen" la gente puede pensar que los oídos de los murciélagos cumplen las mismas funciones que los humanos. Tampoco puedo pasar que en un programa de televisión se diga que algunas serpientes ponen huevos y otras paren, no es del todo falso, pero dado que el programa está destinado a mucha gente, es necesaria una buena explicación para no producir mal entendidos.

Para acabar me gustaría hacer una pequeña reflexión que lleva otra vez al mismo sitio que siempre. ¿El programa tiene éxito por lo animales, o por el morbo que da ver a un personaje haciendo el tonto y diciendo burradas?, ¿por qué los documentales "de la 2" son para dormirse y este programa parece entretenido?.

18 de octubre de 2011

Inesperadamente


Ando ya de lleno en ocupaciones académicas y aunque las ideas y pensamientos no paran de entrar y salir es difícil mantenerlos ahí adentro hasta que llega el momento indicado. En cualquier caso, llevar una libreta siempre a mano no viene mal. En estos días he guardado varios temas para tratar, ¿qué pasaría si todos los insectos del Planeta desaparecieran? - mucha gente así lo desea-, ¿cómo, de qué forma vivir la vida sin ningún tipo de inquietud, simplemente dejando que pase el tiempo?...

Antes de ponerme a escribir he pasado por el blog de Kikiricabra, un conocido que se piensa Ansotano. Al leer esta entrada y llegar al final se me ha erizado el vello de los brazos y una sensación extraña me ha recorrido el cuerpo. Y, ha sido al leer, “¿qué soy yo solo?”.

Me veo obligado a recomendar la lectura de ese post, y por supuesto la del resto. 

10 de octubre de 2011

La falsa cumbre de las ciencias


Creo que es una tendencia general de los estudiantes de las carreras de ciencias, ingenierías e, incluso, me atrevería a decir que de la gente en general el situar a las ciencias físicas en un escalón superior al resto. Como si el hecho de estar matematizadas, resultar complejas, o ocuparse de la parcela del saber del que se ocupan, les otorgara un don y una supremacía especial.

No tengo más que ver  muchos estudiantes de ingeniería (y con esto espero no ofender a otros tantos) vanagloriándose de la dificultad de su carrera, o oír hablar a algún profesor diciendo que todo es física. Será cierto que son complicadas, y parece claro que explican cosas muy importantes, pero, ¿tiene algún valor especial la física en sí misma? en mi opinión no tiene nada más de especial que lo que nosotros le añadimos, quizá el valor extra se lo concedemos por razones históricas y culturales.

En unión a eso, otras ciencias menos matematizadas se desprecian y casi ni se tienen en cuenta. Qué decir de la geología, paleontología, biología en general (mucho más la rama que tiene que ver con la historia natural), y otras tantas...

Como dejaba caer antes, puede que la razón de todo ello sea histórica, pues fueron físicos algunos de los grandes científicos que llevaron a cabo la revolución científica durante el siglo XVII y XVIII, pasando la importancia de los personajes particulares a sus disciplinas generales. También puede que tenga que ver con el gran desarrollo moderno de la física (otras ciencias más tradicionales parecen caer ahora en el olvido) que ha puesto en boca de todos los grandes avances en el campo. Por último, y pienso que este es un gran error extrapolable no sólo a la discusión que nos ocupa, en general se identifica dificultad con importancia. No entiendo ambos conceptos como una unión y parece ocurrir eso en algunos tipos de ciencia. 

Parece que los humanos tenemos algo innato que nos hace crear jerarquías. Quizá ser el mismo asunto, mirar o no mirar a los simples gorriones... 

P. D.- Este pensamiento surge al mirar a mi alrededor (un alrededor particular, para nada general) y a consecuencia de unas clases en la universidad no hace mucho. No tengo nada en contra de los físicos, muchas veces me gustaría comprenderlos mejor. Espero que nadie se sienta ofendido. Será un placer abrir una discusión en los comentarios si así procede, es una buena forma de mejorar.


2 de octubre de 2011

Tan cercanos que no se observan, los gorriones


El ciber mundo está lleno de blogs. Fáciles de crear, sus autores pueden verter en ellos gran cantidad de información fácilmente. Por otro lado, en el mundo real hay muchos aficionados a las aves. Es entonces una consecuencia lógica que Internet esté lleno de pajareros. He de reconocer que soy "pajarero", que me gustan las aves, que me gusta la ornitología; o pónganme cualquier adjetivo que signifique, "persona que se ve obligada cada instante a buscar seres con plumas y alas".

Entonces, mis propios gustos me llevan a escribir sobre aves.También soy consciente (y así lo quiero) de que La Mirada de la Gallina no es un blog exclusivo para las aves ni para pajareros experimentados. Esperando que se acerque aquí gente muy diferente intentaré ofrecer algo de información para que el ciudadano de a pie sepa apreciar el vuelo del gorrión, o incluso esperar cormoranes y luganos con la llegada del otoño, y del posterior invierno. 

Para empezar creo que está bien que la poca gente que lea estas líneas descubra que no todos los gorriones son del mismo sexo, incluso a veces no todos son de la misma especie...

Este que os presento primero es un gorrión común (Passer domesticus). Podríamos entretenernos con cuestiones referentes a su biología, hoy simplemente quédense con su cara.

Gorrión común macho. Nótense las características de este sexo.

Arriba un macho, fijénse en la parte alta de la cabeza gris, el antifaz y la garganta negras (en primavera incluso el pecho de estas aves se pone negro), y el color herrumbroso del dorso y el ala. Tras estas líneas pueden ver una hembra de la misma especie, en este caso el ave tiene un color más uniforme sin las características comentadas para el macho. Estos son gorriones comunes, una única especie.

Gorrión común hembra

Para acabar quiero enseñarles otro gorrión que también podemos ver (aunque menos común) en la mayoría de las ciudades españoles. Se trata del gorrión molinero (Passer montanus), o gorrión de "canalera" como lo suele llamar mi padre. Es fácil diferenciarlo del gorrión común. El gorrión molinero presenta la parte alta de la cabeza de un color marrón- herrumbre, y lo más característico, una llamativa marca negra en la mejilla que no presenta el gorrión común. En este caso no existe dimorfismo sexual referente al plumaje (y creo recordar que tampoco en tamaño), por lo tanto no podemos diferenciar a simple vista machos y hembras.

Gorrión molinero. Nótese el color de la parte alta de la cabeza (píleo), y la característica mancha negra en la mejilla.

Espero que sea de interés para aquellas personas ajenas a las aves. No es la intención dar mucha información a cerca de estos pajarillos, sólo buscaba algo sencillo, dar algunas ideas a cerca de estas aves que por ser tan frecuentes para todos resultan invisibles a nuestros ojos.

25 de septiembre de 2011

El gran arbusto de la vida


Me resulta cada vez más obvio que gran parte de lo que somos viene condicionado por nuestro entorno, por nuestra propia historia y los caminos que tomamos en ella. Ya he superado el ecuador de mis estudios en la universidad y, si comencé con las ideas claras, ahora, con el tiempo transcurrido, no pueden ser más confusas. Por razones que no logro entender, "La vida maravillosa" llegó a mí de manos de ese gran maestro que todos deberíamos tener, y desde entones, aunque ya lo acabé hace tiempo, sigue estando muy presente. Ese libro, y sobre todo su autor, han condicionado mi pensamiento sobre la biología y también, por qué no, sobre el mundo.

Una de las cosas que más me gustó y me llamó la atención son los comentarios que el autor hace sobre la evolución y sobre los cuales nunca había pensado.

Existe una gran cantidad de confusiones al hablar de evolución. Éstas nos hacen pensar en la grandeza del ser humano por encima del resto de especies. Para empezar, evolución (al menos en los términos aquí utilizados y refiriéndose al cambio biológico con el transcurso del tiempo) no es sinónimo de progreso. Este mecanismo de cambio sólo se encarga de que los seres en un determinado momento sean los apropiados para sobrevivir bajo las condiciones reinantes en aquel tiempo. El pez más rápido, el mejor nadador, se ahoga si la charca en la que vive se seca. Aunque podamos argumentar que el hombre tiene gran capacidad de adaptación sean las condiciones ambientales cambiantes, siempre puede haber un cambio tal que nos deje en pañales ante la naturaleza.


Una de las representaciones más famosas en biología, y de la que habla S. J. Gould  en La vida maravillosa, es el árbol de la vida. Esta es una representación con forma de árbol en la que de una base común salen muchas ramas que, poco a poco, se van dividiendo dicotómicamente. Así, se llega de la aparente simplicidad inicial, a un mundo diversificado con muchas formas distintas y pequeñas ramas en la copa. Esta representación da a entender que la vida es un camino de diversificación continuo. Además, al situar a unos taxones por encima de otros, podemos llegar a pensar en algún tipo de superioridad de unos sobre otros. Nada más alejado de la realidad.

El camino de la vida no fue fácil y las ramas verdes del árbol son muchas menos que las secas. Muchos se han quedado en el camino, phyla enteros se han quedado atrás para siempre. Quizá ahora haya más número de especies que en el pasado, pero parece claro que en el pasado la diversidad de morfologías era superior a la actual. Hemos salvado el problema de la diversificación creciente, pues sólo era un espejismo basado en una mala representación. Y, para evitar la confusión de la supuesta superioridad de unos sobre otros quizá un arbusto sería más conveniente que un árbol. Un arbusto repleto de ramas secas y muchas menos verdes, aguantando el tirón de los siglos. Todas ellas apareciendo de otras ramas más gordas, dependiendo del origen histórico de las primeras, pero siempre al mismo nivel, estando todos los organismos vivos en la superficie del arbusto lidiando con las inclemencias exteriores.

Es sólo un problema de representación y muchos pensaréis que es baladí, en cambio, el árbol de la vida está en las escuelas y en los lugares más cotidianos, en la calle, donde la mayor parte de la gente lo asume como válido. Quizá, si el mundo tuviera un conocimiento más profundo a cerca del problema que acarrea una mala representación, podríamos vernos a nosotros mismos de otra forma y, como dice J. L. Arsuaga en La especie elegida, entender que nosotros somos una especie maravillosa, dentro de un mundo con millones de especies maravillosas.

22 de septiembre de 2011

Estadística celestial


Ando estos días pensando en las cosas que le suceden a uno. Esos acontecimientos que aparentemente cargados de suerte, o mala suerte marcan nuestros días. También en la unión de aquello que podemos calificar como bueno y malo. 

Ante problemas mucha gente recurre a los Santos y a otro tipo de supersticiones en busca de una ayuda extra, para así encontrar consuelo o esperanza en situaciones difíciles. No creo en las supersticiones, ni en Santos aburridos en El Cielo y, hace un tiempo que vengo creando mi propia idea sobre este tema y ahora me apetece escribirla.

Sin creer en ningún tipo de justicia divina que ponga a cada uno en su lugar, creo que la solución la tiene la estadística. Cada suceso en la vida tiene una probabilidad de suceder y así la pelota caerá de un lado o del otro. Y de esa forma si dejamos que la sucesión de acontecimientos se alargue tanto como nuestra propia vida creo que se alcanzará un equilibrio entre "lo bueno" y "lo malo", tanto más cerca de uno o de otro dependiendo del azar y muchas veces de nosotros mismos.

Entonces, si sucede algo malo no hay más que intentar ponerle una solución y esperar a que la balanza se reequilibre.

21 de septiembre de 2011

La tundra Sueca


Sólo unas pocas personas se atreven a pasar el verano allí, el otoño no existe y el invierno deja a su paso la más absoluta soledad.

Viviendo en una gran ciudad, o incluso en este país endeudado hasta las orejas, parece imposible que exista en la misma Tierra un lugar como ese.

14 de septiembre de 2011

Vivan las fiestas patronales


Lo que escribo a continuación era lo que pensaba antes de que las hormonas invadiesen mi cerebro, después estuve un tiempo ciego y, parece que ahora poco a poco las concentraciones de esos pequeños guerreros van bajando ahí adentro. Me gustaría hablar de las fiestas patronales.

Cada año, cada verano, se celebran por toda España en honor de aquel Santo o aquella otra Virgen. Recuerdo hace tiempo preguntarme para mí mismo, ¿Qué es lo que celebra toda esta gente?. Aun no he llegado a la respuesta. No soy capaz de encontrar ningún sentido a todas esas celebraciones, aún más cuando el argumento para ellas en la mayoría de los casos es, "es una tradición". Me niego rotundamente a aceptar las cosas porque sean tradición, y perdónenme los lectores, me parece un argumento vacío y absurdo por sí solo. La mayoría de la gente sólo sigue el camino que deja la hormiga de delante. Intentaré explicar por qué. 

Quizá haya que respetar algunas cosas que lleven aquí mucho tiempo (tradición), pero no le demos la vuelta a la tortilla. Intentaré respetar las cosas por las cualidades que las hacen llevar aquí mucho tiempo, y no por el simple hecho temporal. Si algunas tradiciones han perdido los valores que las hacían válidas antaño y sólo se mantienen en el tiempo por la gravedad. Hemos de eliminarlas. 

¿Cuánta gente durante las Fiestas del Pilar en Zaragoza, rinde culto a su Virgen?. Y, ¿en el resto de pueblos y ciudades de España?. El verdadero sentido de todas esas fiestas creo que se ha perdido en la mayoría de los ciudadanos (no digo que en todos). Por el contrario, hordas de personas, y en especial gente joven (todo este post está escrito a cuenta de los miles de jóvenes que están esperando la mejor escusa para sacar la botella a la calle, y en especial por aquellos que no tienen otra motivación en sus vidas), sale a la calle con la única preocupación que agarran la mayor borrachera posible. Si para mí todas estas fiestas significaran algo, estaría absolutamente entristecido al ver el panorama actual. Todo ello me hace pensar que la mayoría de las personas tienen una vida demasiado aburrida y a la mínima que pueden, aprovechan a salir de sus casas y darle algo de "vidilla" a la rutina. 

Probablemente seré parte de alguna de estas grandes mentiras en los próximos meses. Intentaré encontrar un equilibrio difícil de conseguir. No sé si es mejor saberse o no saberse en esa enorme fila de hormigas... mañana volveré a sentir el viento en la cara, y si la cosa se da bien los prismáticos harán su trabajo, en este caso, acercar pajaricos.

6 de septiembre de 2011

Aquel pescador


Había un hombre leyendo sentado en una vieja hamaca en el porche de su casa. Era pescador y vivía en la orilla del mar con su mujer y sus hijos. Algo más allá vivían sus padres, realmente cerca.

Un día llegó un turista que preguntó a aquel hombre cuál era su trabajo y por qué estaba ahí sentado sin hacer nada. El hombre le explicó que era pescador y que esa mañana ya había pescado lo suficiente para pasar dos días más. Al turista, un hombre de negocios, al instante le vino una idea a la cabeza y se la expuso a aquel tranquilo hombre. Le dijo que si vendía todo ese pescado podría contratar a un par de trabajadores y así poco a poco ir haciendo mayor su negocio, comprar mejores aparejos e incluso una pequeña flota. Enriquecerse cada vez más y así dentro de unos cuantos años, habría ganado lo suficiente como para poder pasar el resto de su vida disfrutando de su familia y de otros placeres de la vida.

Entonces el pescador, le miró y sonrió.

Me ha contado esa historia una persona que vive desde hace 2 años en algo parecido a la foto de comienzo, aquí la llaman "yurt". Según me ha contado, intenta no trabajar mucho, sólo lo suficiente como para poder vivir de una forma muy sencilla en esa "gran tienda de campaña", y partir de ahí disfrutar todo lo que puede de la vida. Con una placa solar que le da energía y una hoguera ha pasado ya dos inviernos. Parece una persona feliz, es muy agradable convivir con él.

Quizá el remedio a la crisis económica española pase por algo que se parezca a esa mentalidad.




3 de septiembre de 2011

Sabias palabras las suyas

Una de las mejores cosas de la vida que empecé hace unos años en Madrid ha sido poder vivir en un Colegio Mayor con todas las oportunidades que ello ha conllevado. 

En el Colegio son frecuentes las conferencias. Cada cierto tiempo viene una persona que puede ser pública o totalmente anónima ha hablar sobre algún tema en el que está al día. Son unas conferencias geniales, y las personas que vienen no son cualquiera, puedes estar de acuerdo o no en lo que te cuentan, pero la calidad de las mismas ha sido hasta ahora innegable. Excepto una vez, en la cual no entendí que podía aportar tal personaje a la vida de unos cuantos universitarios. Espero no ser juzgado por esa afirmación, es difícil que alguien no pueda aportar nada, pero creanme que en esa ocasión tal personaje tenía muy poco que aportar.

Empezó la conferencia diciendo que no sabía que decir, que nunca había estado en esa situación, que le preguntáramos cosas y que nos respondería. Así pues, el turno de preguntas final en el que debatimos el contenido de la conferencia, se hizo en sí, la propia conferencia.

No diré el nombre de tal personaje, sólo que es público y conocido por la gran cantidad de dinero que maneja. Tras una pregunta a cerca de la crisis económica, ella respondió algo así como que los ricos eran los que más sentían la crisis, puesto que eran los que más tenían que perder. Los pobres, ya eran pobres, no tenían nada que perder. Un sentimiento de profundo asco me recorrió la tripa y tuve ganas de levantarme y irme, por educación no lo hice, Ahora me arrepiento.

Hoy he leído esto en el periódico y me ha acordado de esta buena mujer. En España, no negaré que haya crisis económica, pero ya me dijeron hace tiempo que había aún más una profunda crisis moral y de inteligencia. 

29 de agosto de 2011

Al segundo día, los medios de comunicación crearon el estramonio


Llevo ya unos cuantos meses en los que mi único contacto con las noticias son los periódicos. No los leo a diario, pero de vez en cuando me gusta pasarme por las versiones digitales de varios de ellos para ver como marcha todo.

Hoy leo que dos jóvenes han muerto en una fiesta a causa de un golpe de calor después de consumir una bebida a base de semillas de estramonio (la noticia aquí, aquí, y aquí también). No pretendo hablar de las muertes, o de una sociedad enferma como ejemplifica esta frase "la sangre del joven que fue hospitalizado mostraba restos de speed, alcohol y estramonio, un sedante y alucinógeno de origen vegetal" (ElPaís). Sin tratare de pasar por alto un suceso, cuanto menos triste y lamentable, sólo hablaré del estramonio.

El estramonio (Datura stramonium) pertenece a la familia de las solanáceas, en la cual se encuentran también, el tomate (Solanum lycopersicum) y la patata (Solanum tuberosum) entre otras muchas de uso cotidiano. A pesar de su importancia culinaria para el ser humano, dentro de las solanáceas encontramos especies muy tóxicas como el que nos ocupa, la dulcamara (Solanum dulcamara), o la belladona (Atropa belladonna). 

Nací en Zaragoza, y en la ribera media del Ebro esta planta resulta muy abundante. La podemos encontrar desde la orilla del rio a parques infantiles en plena ciudad. Ya lo decía Sekano hace tiempo. Es extraño que una planta tan común a la que nadie ha prestado atención nunca se haga ahora tan famosa. Y, todo esto hace a uno pensar hasta qué punto estamos condicionados en nuestra vida diaria por los medios de comunicación, cuántos estramonios estarán ocultos. Es una pena que salgan a la luz sólo cuando ya no tiene solución.


27 de agosto de 2011

Recogido del pasado: Nombres vernáculos

En los primeros meses de este blog, ya hace varios años (con un título diferente), me pareció buena idea recopilar algunos nombres que en Aragón se utilizaban para nombrar algunas especies animales. En su momento cree un blog diferente para ponerlos y quedo éste enlazado al blog principal.

Ahora blogger ofrece la posibilidad de poner varias páginas en el mismo blog, me ha parecido, pues, un buen momento para recuperar esa antigua lista y meterla aquí. Es una lista muy pequeña construida a base de la ayuda de algunas personas. Está totalmente abierta a que cualquier persona que quiera hacer una contribución, la haga, y así poder ir haciendo grande la lista.

Toda aportación será bienvenida. Podéis contactar conmigo y mandar vuestros nombres desde la página del blog creada al uso.


26 de agosto de 2011

Algo está ocurriendo


Durante los últimos veranos he dedicado mi tiempo completamente a las aves. En ir de campaña en campaña, conociendo a mucha gente y aprendiendo muchas cosas a cerca de estos maravillosos seres. Este verano, el final está siendo diferente, nada de pájaros (aunque a uno le sea imposible mirar hacía arriba en muchas ocasiones).

No me queda otra que dedicar una de las entradas de este modesto blog a las aves, porque algo increíble está ocurriendo en estos momentos.

En la primavera y el comienzo del verano pasado millones de aves se aprovecharon de la abundante agua, y por consiguiente plantas y insectos,  de todo el norte de Europa para tener descendencia. Ahora casi acabado en verano, el otoño llega pronto, las temperaturas bajan y los insectos mueren bajo un Sol cada vez más escaso. Para las aves la mejor solución a lo largo de millones de años ha sido la de viajar. Prácticamente todas las aves que criaron en el norte de Europa, y la gran mayoría de latitudes más bajas, tienen que viajar en busca del verano perpetuo, ahora, en África.

Es un viaje de miles de kilómetros, guiados por sus genes, por herramientas fisiológicas y por su experiencia, las aves tienen que superar mares y desiertos, hasta el corazón de África donde encontrarán todo lo necesario para pasar la época desfavorable en el hemisferio norte.

Ahora nuestros parques, jardines y el campo en general observa el paso de millones de aves, muchas de ellas no volverán. No nos queda más que sorprendernos y sentirnos pequeños ante tal acontecimiento.

21 de agosto de 2011

Requisitos indispensable



Desde hace un par de días vivo en una tienda de campaña, allí tengo todo lo que necesito, y si algo me falta lo puedo conseguir en pocos pasos. Es confortable, estoy a gusto ahí adentro. En medio de un prado lleno de manzanos y con la civilización a unos cuantos kilómetros de distancia.

En Madrid, una persona decía en presencia de otra mucha gente (entre ellos yo): “yo nunca he visto una estrella fugaz, mañana creo que se pueden ver. ¡¡A ver si vemos una!! Me haría ilución.” Me llamó la atención, hay algunas pocas veces en las que uno no mira al cielo y por suerte  ve una estrella fugaz. Aunque sean pocas, a lo largo de la vida ocurre. Le pregunté si solía mirar al cielo, y me respondió que en Madrid era difícil ver el cielo, pero que tampoco lo miraba mucho. Y entonces, ¿cómo ver estrellas fugaces sin ni siquiera mirar al cielo?

Ayer en el sur- oeste de Inglaterra había un cielo radiante. Pude observar de nuevo algunas constelaciones que ya tenía casi olvidadas, y un verano más Vega, Deneb y Altair brillaban ahí arriba marcando el estío en el hemisferio norte.
No vi ninguna estrella fugaz, pero eso ya es cuestión de suerte.

17 de agosto de 2011

Llegada del Papa a Madrid


Recientes acontecimientos, han despertado mis ganas escritoras. No sabría explicar esa serie de pensamientos que hacen que suene el despertador, en cualquier caso, cuando están uno se siente bien. Como todos sabéis el Papa está en Madrid. Su llegada, el desembolso de dinero, la gestión de los "peregrinos", ... sobre todo eso estoy seguro que se podrían escribir muchas páginas. Ni me creo capacitado a ello, ni es la razón de estas líneas.

Hoy por todo Madrid paseaban hordas de jóvenes (y no tan jóvenes) ataviados con el equipaje oficial y altas banderas. Todos ellos cantaban y bailaban por la calle. El júbilo y la alegría inundaba todos los rincones de la capital. 
En un momento dado un gran grupo de personas ha estallado cantando: Be- ne- dic- to¡¡¡¡ Be- ne- dic- to¡¡¡¡

Se me ha puesto la piel de gallina, en ese momento he imaginado al Papa tirando un penalti a punto de ganas de Liga. No me gusta seguir a futbolistas y cantantes, ni siquiera a los famosos del corazón. Esas voces me han recordado a ello. También he recordado a un viejo amigo, poco amigo de héroes y heroínas. Es sorprendente como el mundo necesita piedras sobre las que sostenerse, figuras en las que creer y cánticos que cantar. No entiendo muy bien como hasta la Iglesia, que debería ser símbolo de serenidad y tranquilidad,  se permite tener ídolos a los que alabar de ese modo.

Mientras tanto, los mismo de siempre seguían pasando de vagón en vagón, esperando algo para pasar un día más.

23 de marzo de 2011

El límite de un individuo


El cambio de cuatrimestre ha traído consigo nuevas asignaturas, y con ello nuevas cosas en las que pensar.

Al empezar a estudiar los principales filos zoológicos, una idea me ha llamado la atención. Hay muchos grupos de animales que tienen una forma curiosa de reproducirse. Cuando se rompen (o se "autorompen") se produce la regeneración del fragmento roto. 

Así pierdan la mitad del cuerpo, o un pequeño trozo, esos fragmentos son capaces de regenerar un nuevo individuo completo, eso sí, manteniendo la polaridad del cuerpo (una "cola" regenera la cabeza y el fragmento original sigue siendo lo que era).

Es algo sencillo, un tipo de reproducción asexual (o, a veces accidental), pero, me surge una pregunta. Imaginen un individuo que se rompe y forma dos, con su "cabeza", su cuerpo, ... 

El individuo de partida, en cual de los dos fragmentos queda ahora? y, el nuevo ser? es el mismo, o es otro nuevo? Estoy seguro de que es una estupidez producto de nuestra manía por comparar todo con un modelo antropológico.

¿Dónde está el límite de un individuo?

25 de febrero de 2011

Mirada atrás


Recuerdo cuando hice esta foto, a través de unos pesados prismáticos que daban sus últimos coletazos, y con una cámara que poco tenía ya que decir. 

La he visto esta tarde en mi ordenador y me he sentido bien, no sé por qué pero algo extraño ha pasado ahí dentro cuando la he visto que me ha hecho sonreír. También me ha hecho recordar, que no hace falta tecnología, sólo ilusión.

Que disfruten del fin de semana.

5 de febrero de 2011

Luchiano el loro


Tras unos días sin escribir, la mente pide un poco de orden y unas pocas palabras aquí pueden servir para catalogar los pensamientos más recientes. Esta semana pasada fue la semana en la que el loro Luchiano pasó a tener una mejor vida, no teman, no murió, pero seguro ha pasado a tener una mejor vida. 

Luchiano es un loro barranquero de unos 10 años de edad, llegó a casa porque el matrimonio con el que vivía hasta entonces ya no podía mantenerlo en óptimas condiciones (excelentes personas que lo cuidaban hasta extremos inimaginables). Se adaptó enseguida a su nueva casa e intentamos darle la vida que había llevado hasta ese momento. Creo que buena parte del tiempo que pasó con nosotros lo conseguimos. En él canalicé el comienzo de mis intereses ornitológicos. 

También es cierto que hace algo más de un año, debido a que yo cada vez tenía menos tiempo libre y que cambie de lugar de residencia, Luchiano se sentía sólo. Dicen las personas que tienen perro que muchas veces pueden percibir sus sentimientos, Luchiano es un loro, pero cada vez que yo volvía a Zaragoza podía notar en él un gran sentimiento de pena, a veces hasta de enfado. 

Era urgente darle una solución a la situación. Gracias a JL encontramos a la persona adecuada. En Villarochel Luchiano tiene compañeros, una gran pajarera en la que volar y sobre todo una persona que le cuide. 

He de dar las gracias de nuevo a Mª José por su amor y entrega con los animales, una labor admirable.

Amigo, espero que vuelvas a ser todo lo feliz que fuiste un día.

PD- No puedo cerrar este post sin dar también las gracias al hermano mayor que toda persona debería tener, un día debería recapitular y hacer una lista de todas las cosas aprendidas, y todos los caminos andados gracias a 11 años de diferencia.

25 de enero de 2011

Del negro al blanco, y viceversa, pasando por todas las tonalidades de gris


Hace ya unos años fui medio ajedrecista. Y digo medio porque ni llegué a ningún sitio, ni le dediqué el tiempo que merecía ese antiguo juego. Las partidas de ajedrez eran algo mágico.

Hace un rato he vuelto a recordar ese tiempo gracias a una llamada telefónica de un, en estos momentos, medio humano medio virus. He recordado alguna de las sensaciones que sentía en los momentos en los que tocaba "apretar el culo" y salir del entuerto de la mejor manera posible. La mayoría de las veces, en mi caso, ese pequeño problema se convertía en el fin de la partida.

Pero otras veces tú mismo te convencías y el optimismo se adueñaba de ti, movimiento tras movimiento el panorama se arreglaba y acababas en una posición ventajosa. 


Después de llevar apenas 100 páginas de "El monje y el filósofo", sólo me queda clara una cosa (debido a que el libro esta contribuyendo a crearme un nudo de ideas y pensamientos difícil de desenredar. Por otro lado es una nudo bonito, e incluso del que pueden salir bonitos lazos. Un nudo que recomiendo) que de una simple idea, algo por otro lado completamente ilusorio y sin existencia real, pueden surgir grandes pensamientos, una cadena de ideas. El copo de nieve que rodando por la ladera se hace una gran bola. Los budistas utilizan este hecho para comprobar la insignificancia real de las ideas y de este modo poder eliminarlas de nuestro pensamiento antes de que se hagan grandes y ocasionen trastornos.

(Pulsa la imagen para conocer algo de uno de los autores, y aquí para conocer algo del otro)

Pero, ¿si le damos la vuelta a la tortilla?. Estaremos haciendo algo contra producente para la filosofía budista,  pero, ¿si somos capaces de crear una idea en nuestra mente y dejar que ruede por la ladera que nosotros queramos? Entonces tirando la bola por el lugar adecuado se hará grande y quizá podamos salir de una posición arriesgada y quedar en una situación ventajosa.  Y todo a través de una herramienta, una idea, que ni siquiera existe. Del mismo modo que la hemos creado la podemos eliminar.

Mañana empiezan todas las preocupaciones de un estudiante. 

21 de enero de 2011

Petirrojo hambriento


Mañana fría, buena compañía, humana y perruna, y además algún pajarillo confiado y con mucha hambre.

14 de enero de 2011

Compañeros diminutos


Ya lo decía era mi profesor de biología en el instituto. No le faltaba razón.


Incluso sin bucear, simplemente nadando en la superficie del conocimiento uno descubre cosas asombrosas. Una vez más la sorpresa surge del mundo microbiano al hablar de nuestro propio organismo.

¿Por cuántas células propias cree que está usted compuesto? Es lógico pensar que alguna bacteria se aproveche de los ambientes favorables que pueda encontrar en nuestro cuerpo, entre nuestras células animales, ¿verdad?. Le sorprenderá (o al menos a mí mucho) si le digo que en su cuerpo habitan más células bacterianas que eucariotas suyas propias. Tenemos un soporte bacteriano. 

Para rizar el rizo, son las mismas bacterias que nos causan enfermedades, incluso algunas muy graves como la neumonía, las que habitan nuestro propio cuerpo. Pequeños arsenales biológicos tranquilos. Ahora mismo mientras lee estas palabras bacterias capaces de causarle severas enfermedades habitan su piel, boca, garganta, ... pero a la vez tiene lugar un fenómeno asombroso, esas mismas bacterias con terribles factores de virulencia son las que nos protegen ante otras manteniendo un equilibrio en el organismo que propicia un estado de salud óptimo. Sin ellas no sería posible existir, es una relación de por vida. 

Cuiden bien a sus huéspedes. Tal vez la próxima vez que se presenten a alguien tengan que decir, "encantado, yo y mis bacterias".

13 de enero de 2011

Algo eclesiástico

Desconozco si realmente la palabra milagro significa otra cosa en este contexto, diferente a la que resulta obvia intuitivamente. No quiero ofender ninguna mente religiosa pero tras leer la noticia he quedado algo perplejo...

Noticia portada del día 13/01/2011 en ABC

Mejor no escribir a cerca de esto.

8 de enero de 2011

Un noche por excusa

Estas primeras noches del año las Cuadrántigas  han hecho resplanceder el cielo nocturno. Tal espectáculo era digno de observar.

Aunque cogí mi bici y salí de casa dispuesto a ver muchas estrellas fugaces, he de deciros que no vi ni una, tal vez porque no salí de la ciudad, puede ser... Aún así, muchas veces me planteo si lo importante es el final del recorrido (sin desmerecerlo, por supuesto), o el trayecto en sí. Me dio tiempo a columpiarme con artes que este señor de aquí, o este otro dominan a la perfección.

Sin querer ofender por la mediocridad de la imagen os la muestro a continuación.


Si pinchan sobre ella podrán ver la constelación de Orión, y en la parte inferior a Sirio, la estrella con mayor brillo aparente de nuestro firmamente. Esta constelación y esta estrella no son difíciles de localizar en el cielo de invierno. Les animo a que intenten encontrarlas, tras la primera vez les será muy fácil, y es posible que les hagan esbozar una pequeña sonrisa cada vez que las vean.

Les dejo otra fotografía para que les sea fácil dar con los puntos adecuados.

4 de enero de 2011

En Tierra hostil: La Estrella Asesina


Tras el estudio del límite K- T en el que se extinguieron los dinosaurios, los científicos empezaron a estudiar otras grandes extinciones en profundidad, buscando entre otras cosas restos de iridio...

La muerte masiva de organismos en nuestra Tierra no parece ser un raro acontecimiento. De hecho son las extinciones las que marcan los periodos de la historia de la vida, acuérdense de esos raros nombres, cámbrico, silúrico, pérmico, triásico, cretácico, terciario, ... (entre otros). No son divisiones arbitrarias, sino que muestran grandes acontecimientos en la historia de la vida, en muchos casos extinciones. Y por dar ejemplo de la potencia de estos acontecimientos, a final del pérmico hace aproximadamente 250 millones de años, algún acontecimiento trajo en consecuencia la muerte de más del 90% de las especies existentes, es esta extinción la que cierra el Paleozoico y abre las puertas del Mesozoico.

El estudio de otras extinciones desveló una nueva sorpresa, parecía existir periodicidad en estos acontecimientos de muerte masiva, y de nuevo se encontraban restos anormales de iridio en los estratos que marcaban tales épocas. Cada 26 millones de años aproximadamente parecía haber un acontecimiento de extinción masiva. Saltó la liebre que acabó en la teoría de la estrella asesina, mal llamada a juicio del difunto S. Jay Gould (que con sus brillantes palabras convence a cualquiera) Némesis, diosa griega de la destrucción, de la justa destrucción (S. Jay Gould propone el nombre de Shivá, dios hindú de la destrucción).

Esta teoría predice la existencia de una estrella gemela al Sol con un órbita elíptica alargada alrededor de este. Cada 26 millones de años Némesis se encuentra a la distancia más próxima a nuestro Sol y su cercanía causa la alteración de la nube de Oort provocando la introducción en el sistema solar de gran cantidad de asteroides que podrían llegar a impactar entre otros, en La Tierra.

Esta estrella no es más que otro elemento hipotético del Sistema Solar, no está demostrada su existencia real, pero únicamente la idea de su existencia, y sus consecuencias, trae consigo una enorme cantidad de nuevas preguntas y por supuesto, un cambio en nuestra manera de pensar y de ver tanto la vida en general, como a nosotros mismos. 


P. D. 1- La nube de Oort es una nube esférica de cometas y asteroides que se sitúa en los límites del Sistema Solar, a casi un año luz del Sol. Es un elemento del Sistema Solar que todavía no ha sido observado.

P. D. 2- Además de la teoría que sugiere una estrella en sí misma, también se dan otros argumentos para explicar una posible perturbación de la nube de Oort, tales como el paso del Sol por algunas regiones de la galaxia (como los brazos espirales) y el corte del Sistema Solar por el plano galáctico. También existe la idea de que Némesis sea en realidad un agujero negro.

2 de enero de 2011

En Tierra hostil: El Iridio

He de decir en favor de la geología, esa ciencia que se dedica a hacer pasar mal rato a los alumnos de instituto cuando uno tiene entre 14 y 17 años, que ha sido la madre de uno de los descubrimientos científicos que más me llama la atención. 

En 1979 Luis y Walter Alvárez (más información aquí) propusieron la teoría que hoy se conoce como "Hipótesis Alvárez". Dicha hipótesis explica la extinción de los dinosaurios, y de muchísimas otras formas de vida, a través de un impacto extraterrestre contra la superficie de La Tierra. Dicho impacto sumiría este planeta en un invierno continuo debido a la gran cantidad de partículas y cenizas arrojadas a la atmósfera. Esta oscuridad impediría la fotosíntesis y cambiaría el clima del planeta durante un largo periodo de tiempo. Como ya sabemos esto acabaría con muchas formas de vida, y dejaría amplios escenarios ecológicos libres para que, entre otros, los mamíferos empezasen a proliferar.

Esta hipótesis se sustenta en la existencia de gran cantidad de iridio en los estratos de hace aproximadamente 65 millones de años. La existencia de este elemento en La Tierra atiende a razones extraterrestres. El iridio original de nuestro planeta se hundió hacía el núcleo en las primeras fases de la formación del Planeta Azul debido al gran peso de este elemento químico. Así pues la existencia de grandes concentraciones en estratos del límite Cretácico- Terciario sugirió a los Alvárez un impacto extraterrestre.



Esta hipótesis además de ser importante por sí misma abre un increíble abanico de posibilidades para los investigadores, es una hipótesis que plantea nuevas preguntas, todas sin resolver. Un nuevo y amplio campo de visión lleno de excitantes posibles descubrimientos. ¿En qué niveles de la atmósfera se situaron las partículas y las cenizas?, ¿cuál fue la fuerza del impacto?, ¿cuáles fueron las consecuencias de tal impacto?, ¿qué especies pudieron sobrevivir a las duras condiciones impuestas?, ¿por qué sobrevivieron los que sobrevivieron?, ...

Más allá de la vistosa muerte de los dinosaurios por el que todo el mundo conoce este periodo de la historia de la vida, hemos de acordarnos del iridio. El iridio es la pieza clave, la llave que permite abrir una gran puerta en nuestro conocimiento, es la llama que encendió la mecha, y sin él nada tendría sentido. Saber cuando desaparecieron los dinosaurios, sin conocer la historia del iridio, es absurdo. Es la chispa del pensamiento que llevó a ese gran planteamiento.