21 de marzo de 2014

Iridiscencias en las aves

Las plumas de las aves pueden ser rojas, amarillas, negras... y digo "ser" creyéndome al 100% el significado de la palabra. Quiero decir que el color va con ellas, que es algo que las define, algo propio, característico, creado por pigmentos en su interior. O, también, una misma pluma puede tener diferentes colores a la vez... este es el caso del color estructural. Hay diferentes tipos de color estructural en aves, por resumirlo, aquí me centraré en las iridiscencias. Esos colores, normalmente metálicos, que aparecen y desaparecen dependiendo de la posición del objeto que las emite.

En general, para explicar esto del color estructural hay que comenzar, como no podía ser de otra forma, por las plumas. Estos elementos propios de las aves guardan secretos microscópicos. Para mantener su unidad, las plumas poseen una micro-estructura similar a la del velcro: pequeños garfios quedan unidos entre sí creando una red minúscula y manteniendo el conjunto de la pluma unido. En la imagen que sigue a estas líneas podéis apreciar ramificaciones cada vez más pequeñas que concluyen en la formación de pequeños garfios. De estructuras mayores a menores: raquis, barba, bárbulas y garfios o barbicelas.
Fuente: http://fsc.fernbank.edu/birding/feathers.htm

Esta entramada red de la superficie emplumada de las aves modifica la luz. Algunas longitudes de onda (colores) quedan retenidas, otras se amplifican y cambian el ángulo de salida. La micro-estructura de las plumas altera la luz que llega y, en el caso de las iridiscencias, el resultado final depende del ángulo desde el que observemos al ave. Este tipo de color es típico de los patos (como en la imagen) pero también lo encontramos en las urracas (entre otros muchos): esos tonos metálicos o azulados, que a veces muestran algunos córvidos tienen la misma naturaleza. En la foto que sigue podéis ver dos ejemplares de la misma especie (porrones moñudos) y del mismo sexo (machos), que presentan colores diferentes en las plumas de la cabeza.

Machos de porrón moñudo (Aythya fuligulacon colores verdes y azules metálicos en la cabeza

Además de en aves, colores similares aparecen en mariposas o escarabajos. Ellos no tienen plumas, pero determinados elementos de su superficie corporal permiten este fenómeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El administrador no se hace responsable de las opiniones, ni de los comentarios que los usuarios dejan en el blog.

Por favor, no realices comentarios hirientes. Mantén el respeto en todo momento.

El administrador tiene la total potestad para borrar aquellos comentarios que crea inconvenientes por su contenido.