24 de marzo de 2014

Imágenes del pasado: aventuras en la naturaleza

Este es el Galacho de Juslibol. Fue el lugar donde, siendo adolescente, tenían lugar mis aventuras naturales. Quizá fue el detonante de mi pasión por la naturaleza y, con mayor seguridad, fue la motivación que me llevó a contar cosas en un blog.

Hace mucho que no puedo pasear sus caminos, ni observar a sus habitantes. Como recordatorio de esos días, e incluso del origen de estas líneas. Estos eran los protagonistas.


La mayoría de las tardes de invierno el búho era el protagonista. Recogiendo sus egagrópilas se me hacía tarde para preparar el escondite desde el que escucharle cantar.

En las primaveras más húmedas dentro del soto aparecían lagunas inesperadas. Todas estaban escondidas en esa selva y era difícil acceder. Siempre eran lugares tranquilos en los que poder retratar a los animales con facilidad.

Estos eran gorriones de canalera. Luego, se convirtieron en gorriones molineros en Madrid. Anidaban en el tejado de las casetillas de observación. Era una costumbre antes de entrar al nido dar un paso intermedio en aquel majuelo.

El pico abierto, reflejando las inclemencias de la tierra, 35º y sin una sombra cerca.

Fue muy complicado hacer fotos dentro del soto. Novato soy, y aun más era... había pájaros y el escondite estaba preparado, pero faltaba la luz.










El barro era el factor común a todas las jornadas y hacer fotos a estos limícolas no ayudaba. Este fue el más confiado de todos los andarríos. Además de todas las lagunas que salpican el Galacho (con orígenes variados), el abandonado trazo del Ebro constituye uno de los mejores lugares para las aves, con agua permanente y orillas fangosas en las que buscar alimento.











Esto es algo de lo que pude extraer y guardar de esos días. Espero volver y que todo estos y muchas otras cosas sigan ahí.

Galacho de Juslibol: Ayuntamiento de Zaragoza- Wikipedia

2 comentarios:

  1. Caramba Pablo, que recuerdos los de tus andanzas por Juslibol. Debo reconocer que aquel joven azor me animó a conocer mejor el entorno de la ciudad. Mucha suerte y espero que la vida te sonría.
    Maladeta

    ResponderEliminar
  2. Hola Maladeta,
    El blog ha tenido tiempos mejores y mi "inspiración" viene y va. Sobre todo, El Galacho antes tenía más protagonismo; ahora, en la distancia, me es difícil pasear por sus caminos. De vez en cuando hay picos de actividad que me gustaría que se mantuvieran en el tiempo, pero duran lo que duran...

    Me alegran tus palabras. Juslibol fue un lugar increíble en el que conocer el mundo natural, hacer amigos y, por qué no, conocerme a mí mismo.

    Gracias por dejar tu huella en el blog ;-)

    Un saludo

    ResponderEliminar

El administrador no se hace responsable de las opiniones, ni de los comentarios que los usuarios dejan en el blog.

Por favor, no realices comentarios hirientes. Mantén el respeto en todo momento.

El administrador tiene la total potestad para borrar aquellos comentarios que crea inconvenientes por su contenido.